Archivo

México cae 2 sitios en índice de competitividad: WEF

07 febrero 2014 3:41 Última actualización 03 septiembre 2013 17:36

[La corrupción, el crimen y el robo son los factores más problemáticos de la economía mexicana. / Cuartoscuro]   


 
 
Ivette Saldaña
 
México retrocedió del sitio 53 al 55 de la lista de países más competitivos que elabora el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), de un total de 148 países.
 
Dicha institución, con sede en Suiza, identificó como los factores más problemáticos del país a la corrupción, el crimen y el robo; la ineficiencia gubernamental por la burocracia, las regulaciones fiscales y falta de acceso al financiamiento.
 
Con el sitio 55, la economía mexicana se mantiene en el cuarto lugar de los países más competitivos de América Latina, de acuerdo con el Reporte Mundial de Competitividad 2013-2014.
 
Chile lidera la lista, al ubicarse en el lugar 34, seguido de Panamá, en el 40, y Costa Rica, en el 54 y le sigue México.
 
Suiza, Singapur y Finlandia se mantuvieron en los tres primeros sitios, seguidos de Alemania que avanzó dos lugares y de Estados Unidos que logró subir del 7 al 5. Los otros países que se ubicaron en la lista de las diez economías más competitivas son: Suecia, Hong Kong, Países Bajos, Japón y Reino Unido.
 
En el caso de México, el WEF señala que los peores lugares en el pilar de instituciones. Así, en crimen organizado se colocó en el 143; en el impacto y costos que genera la violencia y el crimen en los negocios, en el 139, y en confianza en los servicios policiacos, en el 126.
 
La economía mexicana goza de una “relativa” estabilidad macroeconómica que le permite estar en el sitio 49; cuenta con un robusto sistema financiero que mereció el 30 y un profundo y extenso mercado internacional que le permite llegar a economías de escala, rubro en el que ocupa el sitio 11, explicó el Foro Económico Mundial.
 
Para el WEF, el consenso que se logró con el Pacto por México permitió que se tomaran importantes reformas de largo plazo en materia laboral y educativa, pero aún faltan otros cambios que mejorarán la competitividad del país en sectores clave como el energético y que se espera se concreten antes de que concluya el 2013.