Archivo

México brilla por potencial de energía solar

07 febrero 2014 3:45 Última actualización 06 octubre 2013 9:40

[Un hombre trabajando en páneles solares. / Bloomberg]


 
Bloomberg
 
México, que con la reforma energética permitiría la extracción de petróleo a extranjeros por primera vez en 75 años, también atrae a inversores en un tipo de energía más limpia: la solar.

First Solar Inc., de Estados Unidos, ha llevado sus primeros proyectos a México, mientras que más de una docena de desarrolladores, incluyendo la alemana Saferay GmbH y la española Grupotec Tecnologia Solar SL, poseen licencias en el país. El inversionista local Gauss Energía abrió la planta fotovoltaica más grande de América Latina en México el mes pasado.

“El proyecto abrirá el camino para el desarrollo del sector fotovoltaico ", dijo el presidente ejecutivo de Gauss, Héctor Olea, en un correo electrónico. "Han habido varios anuncios pero muy poco trabajo de desarrollo real a pesar de que el sistema regulatorio es sólido y propicio para proyectos financiables".

México planea generar 35 por ciento de su energía de fuentes limpias en 2026, frente a menos del 15 por ciento actual.
 
Gauss y la portuguesa Martifer SGPS SA abrieron una planta de 30 megavatios en La Paz, Baja California, el 12 de septiembre con el financiamiento de Corporación Financiera Internacional y Nacional Financiera. El proyecto de 100 millones de dólares ofrece una alternativa económica a la energía de combustibles fósiles en la zona, donde la radiación solar supera el promedio nacional.

La mayor parte de la energía limpia en el país proviene de centrales hidroeléctricas. La eólica y solar, que representan menos del 1.5 por ciento de la producción de energía, han tardado en despegar ya que los consumidores, bancos y reguladores no están familiarizados con estas industrias nacientes. Sin embargo, la tendencia está cambiando.

Las empresas locales y extranjeras han acumulado permisos iniciales para plantas de energía solar de 215 megavatios, sobre todo en las regiones más soleadas del norte de México. Esto es suficiente para abastecer a más de 40 mil hogares y aumentaría la capacidad solar del país más de cinco veces.