Archivo

México aumentó sus reservas petroleras en 2012: Morales

12 febrero 2014 4:48 Última actualización 04 marzo 2013 8:5

[Cuartoscuro/Archivo] La cifra final de petróleo y gas será dada a conocer de manera oficial en los próximos días. 


 
Esther Arzate
 
México aumentó sus reservas totales de petróleo y gas en 2012, y que certificó 600 millones de barriles en los pozos Trión-1 y Supremus-1, en la zona marítima de la frontera con Estados Unidos, aseguró Carlos Morales Gil, director de Pemex Eploración y Producción (PEP) en entrevista con EL FINANCIERO.
 
De acuerdo con información de la Secretaría de Energía, las reservas totales al primero de enero de 2012 sumaron 43,837 millones de barriles equivalentes de crudo, cifra superior a la del año previo, cuando todavía se mantenía la tendencia a la baja en ese indicador.
 
La cifra final de 2012 de reservas totales de petróleo y gas será dada a conocer de manera oficial en los próximos días.
 
Morales Gil explicó, por otro lado, que ya llegó a costas mexicanas la plataforma Muralla IV que permitirá extraer gas de aguas profundas por primera vez en la historia de Pemex, e indicó que PEP inició la perforación de los pozos Maximino-1 y PEP-1 en la zona Perdido, en el Golfo de México.
 
Ambos, junto con otros pozos, permitirán confirmar la existencia de reservas suficientes para abastecer al país de petróleo diez años más.
 
El funcionario aseveró que el país es una potencia petrolera por sus 43,000 millones de barriles de reservas (probadas, probables y posibles), 50,000 millones de barriles de recursos prospectivos convencionales y 60,000 millones de barriles de recursos no convencionales.
 
Indicó que las leyes que se diseñen (en el marco de la reforma energética que se discutirá en septiembre próximo) deben permitir aprovechar esos recursos para convertirlos en beneficios para los dueños de los hidrocarburos, los mexicanos.
 
Las leyes, agregó, tienen que ser adecuadas y dar la oportunidad de decir a qué velocidad se quiere monetizar esos recursos (petróleo y gas). En eso se tiene que enfocar la reforma, consideró.
 

[Elaborado por El Financiero]
 
 
Gas de aguas profundas
 
En otro tema, Morales anunció que la semana pasada llegó al puerto Dos Bocas, en Veracruz, la plataforma petrolera de última generación denominada Muralla IV, gemela de la Bicentenario contratada el año pasado para explotar yacimientos en la zona de Perdido, cerca de la frontera marítima con Estados Unidos.
 
La plataforma fue construida en astilleros de Corea del Sur y tiene capacidad para perforar hasta 3,000 metros de profundidad. PEP pagará de renta 489,000 dólares al día durante 5 años, ya que empezará la perforación de 8 pozos que estarán concluidos en alrededor de cuatro meses cada uno. La primera producción de gas está prevista para el año 2015.
 
Además de la perforación de los pozos, PEP contratará la construcción de 40 kilómetros de ductos para transportar el gas natural del lugar de producción a la terminal de recepción que se instalará en Veracruz. En esos proyectos el organismo invertirá 2,500 millones de dólares.
 
El directivo comentó que con Lakach, Pemex espera obtener 500 millones de pies cúbicos por día y con el desarrollo de los yacimientos Piklis y Cunah en la misma zona, elevar el volumen a 700 millones de pies cúbicos, los cuales ayudarán a disminuir las importaciones.
 
En Estados Unidos, el país de donde principalmente se importa el gas natural, el precio de referencia se ubicó el año pasado abajo de 3 dólares por millón de BTU (Unidades Térmicas Británicas), por lo que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) el año pasado emitió un dictamen negativo sobre el yacimiento, aludiendo que no sería rentable en función de los bajos precios en el mercado.
 
Sin embargo, Morales Gil defendió el proyecto que ya obtuvo las autorizaciones necesarias. Lakach, dijo, "tiene un valor estratégico porque las condiciones actuales no van a prevalecer por siempre. Esperamos que en el futuro el gas aumente de precio" y que en 2015, cuando empezará a producir, el precio esté más elevado.
 
Además sería el primer desarrollo en aguas profundas de Pemex, lo cual le da un valor estratégico, en términos de conocimiento y experiencia.
 
Estimó que el precio de extracción en Lakach será de 3.20 dólares por unidad, lo que significa que incluso hoy en día sería rentable.
 
Morales Gil recordó que en aguas profundas PEP ha perforado 25 pozos, de los cuales 13 tienen reservas con factibilidad comercial, lo que representa un porcentaje de éxito de descubrimiento de 55%.
 
PEP estima que en aguas profundas existen 26,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, de los cuales entre 10,000 y 13,000 millones de barriles se contemplan en la zona Perdido.
 
En ese sitio la paraestatal perforó el año pasado los pozos Trión-1 y Supremus-1. En el primero logró certificar reservas por 450 millones de barriles de petróleo y en el segundo 125 millones de barriles.
 
Fueron descubrimientos significativos porque fue la primera vez que se detectó crudo ligero (el de mayor valor en el mercado), destacó el funcionario.
 
Luego inició la perforación de Maximino-1 y PEP-1, también en la región de Perdido, ya que forman parte de un proyecto para perforar diez pozos más rumbo a 2017, para de esa manera confirmar la existencia de 4,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente. Para llegar a la confirmación de los 10,000 ó 13,000 millones de barriles se requiere la perforación de más pozos en un plazo mayor.
 
Información proporcionada por El Financiero diario.