Archivo

Mexicanos, uno de cada tres pobres en AL

06 febrero 2014 6:52 Última actualización 06 diciembre 2013 5:23

 [Disminuye la pobreza entre diversas economías de la región y en nuestro país crece / Cuartoscuro]


 
 
 
Ivette Saldaña
 
La reducción de la desigualdad en México en los últimos diez años no logró disminuir la indigencia en el país, la cual subió del 2005 al 2012 de 8.7 a 14.2 por ciento de los mexicanos, mientras que la pobreza subió de 31.7 a 37.1 por ciento en ese mismo período, en otros países de la región disminuyó, señaló la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
 

En 2011, las acciones del gobierno permitieron que la pobreza disminuyera a 36.3 por ciento, pero la cifra volvió a crecer y nuestro país fue de los pocos países en los que aumentó en 2012 de 36.3 a 37.1 por ciento, lo que contrasta con la disminución de 11 economías de la zona, entre las que se encuentran Venezuela, Ecuador, Brasil y Perú, informó la Cepal en el estudio Panorama Social de América Latina 2013.
 
La Secretaria Ejecutiva de dicho organismo, Alicia Bárcena, consideró que en 2014 podrían verse los beneficios de la reforma hacendaria aprobada en México, al esperarse incremento de los ingresos del erario de 1.5 por ciento como porcentaje del PIB, hecho que revertirá el impacto que tuvo en los pobres la falta de ejercicio presupuestal y las consecuencias de la crisis económica del 2008.
 
Redistribución

En materia tributaria “vemos positiva” la reforma hacendaria, fue bueno también que no se gravaron alimentos ni medicinas y que el ingreso extra se vaya a usar en políticas de redistribución como el generalizar la seguridad social a todos los mexicanos, afirmó en videoconferencia desde Santiago, con motivo de la presentación del estudio.
 

Aseguró que en la región se observó que la pobreza se mantuvo en alrededor del 28 por ciento y se redujo la indigencia, hecho que contrasta con lo ocurrido en México. También se vio que mejoró la distribución del ingreso, excepto en Panamá, Paraguay y Costa Rica y el gasto social continuó creciendo en la región.
 

En términos absolutos, el número de pobres en 2011 y 2012 permaneció en 164 millones en Latinoamérica, de los cuales aproximadamente 57 millones 400 mil viven en nuestro país, cerca de una tercera parte. Las personas en la indigencia sumaron 66 millones en 2012 y se estima que para fines del 2013 suba a 68 millones.
 
Concentración del ingreso

Uno de los problemas de la región es que el quintil más rico capta el 50 por ciento de los ingresos, mientras que el 20 por ciento de la población más pobre solamente recibe el 5 por ciento, aseguró Bárcena.
 

En el caso de nuestro país, el año pasado el 20 por ciento de los mexicanos con más ingresos captó 46.2 por ciento de la riqueza anual, lo que significó una disminución de la concentración de los ingresos, porque la cantidad fue menor al 49.1 por ciento del 2002.
 

Por lo que hace al quintil más pobre, el porcentaje de ingresos creció, de 2002 al 2012 de 5.9 a 6.6 por ciento.
 

Bárcena dijo que una de las mejores mediciones de la pobreza debiera de ser en torno a las carencias críticas que tengan en los siguientes aspectos: agua y saneamiento; energía, vivienda y educación, de manera que se clasifique a una persona como pobre si presenta dos o más carencias.
 

Es crucial identificar a la población pobre por ingresos y por privaciones para captar integralmente la situación de la pobreza, agregó.
 
Se refirió también a que persiste la violencia en la región y entre los países en los que se registró un aumento en los últimos años se encuentran México, Honduras, El Salvador y Perú, mientras que se reportó una disminución en Nicaragua, Jamaica, Colombia, Guyana y Paraguay.