Archivo

Merkel entra en campaña electoral en busca de tercera reelección

07 febrero 2014 5:55 Última actualización 19 agosto 2013 11:54

   [Las elecciones se realizarán el próximo 22 de septiembre/Bloomberg] 


 
Notimex

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, quien busca su tercer período consecutivo en el poder, entró de lleno en la actividad de campaña electoral a 34 días de que se lleven a cabo las elecciones generales el próximo 22 de septiembre.

La jefa del gobierno alemán estimó en declaraciones a la prensa que el resultado de los comicios será muy cerrado y la diferencia de votos entre los partidos muy estrecha.

En ese contexto manifestó que no excluye que se tenga que establecer de nuevo una Gran Coalición. Las declaraciones las hizo durante una entrevista que publicó ayer el principal diario conservador, el Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Como Gran Coalición se designa en Alemania a la alianza de los dos mayores partidos políticos en el Bundestag, una alternativa muy controversial porque en el Parlamento queda solamente una oposición sin fuerza y muy minoritaria.
 
Descartan una 'Gran Coalición'
 
La declaración de la canciller federal generó este lunes una pronta reacción de los sectores más conservadores de su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y del partido hermano Unión Social Cristiana de Bavaria (CSU).

El presidente del CSU, Horst Seehofer, descartó esa combinación de partidos.

Seehofer argumentó que las posiciones de esos dos partidos no son conciliables y apuntó que sólo hay dos posibilidades de coalición: la repetición de la actual ente la CDU, Unión Social Cristiana y Partido Liberal, o el Partido Socialdemócrata con el Partido Verde y el de La Izquierda.

El candidato del principal partido de oposición, el socialdemócrata Peer Steinbrück, rechazó también en forma rotunda el escenario de una Gran Coalición con la Unión Demócrata Cristiana y fundamentó su posición señalando que esa es la tendencia predominante en las filas de los socialdemócratas.

Merkel dijo la semana pasada que "nadie está preparando una Gran Coalición", pero en los hechos los sondeos electorales muestran que los ciudadanos alemanes sí desean esa formación en el poder.

Merkel se convirtió en jefa de gobierno como resultado de las elecciones generales del 18 de septiembre de 2005, después de que el entonces canciller federal socialdemócrata, Gerhard Schröeder, tuvo que convocar los comicios antes de que terminara su mandato.

Los resultados fueron muy apretados y Merkel, como presidenta de la Unión Demócrata Cristiana, asumió por primera vez el poder y estableció una coalición de gobierno con el Partido Socialdemócrata porque de otra manera solo hubiera podido encabezar un endeble gobierno de minoría.

El socialdemócrata, Peer Steinbrück, fue ministro de Finanzas durante la Gran Coalición que encabezó Angela Merkel a su llegada al poder e hizo un buen papel en esa cartera, con un manejo de las finanzas públicas que equilibró la balanza pública, después de años de déficit presupuestal bajo el gobierno socialdemócrata de Gerhard Schröder.

La jefa del gobierno alemán no ha escapado a la lluvia de críticas y retos que le plantean continuamente los altos funcionarios del opositor Partido Socialdemócrata a través de la prensa, pero tampoco ha ejercido algún tipo de ataque verbal contra ellos.

Se resiste a caer en ese juego y solo explica las propuestas de su partido, que llevará a cabo si éste se mantiene en el poder. Esa actitud ha dado hasta el momento a Merkel una presencia estable y sólida ante el electorado alemán.