Archivo

Mercedes marca el camino de autos que se manejan solos

10 febrero 2014 4:20 Última actualización 02 septiembre 2013 5:47

[El Clase S, de Mercedes-Benz / Página oficial de Facebook de Mercedes-Benz] 


 

Bloomberg
 
 
El tránsito desesperadamente lento, encontrar un espacio en un garaje atestado de vehículos o estacionar el auto en un espacio reducido no son cosas divertidas para ningún conductor. Para eliminar estos tediosos aspectos, compañías como Mercedes-Benz y Continental AG están lanzando sistemas que se hacen cargo del volante.
 
 
Mercedes de Daimler AG marca el camino con un accesorio llamado “Spot&Go Pilot”, disponible en su sedán de alta gama Clase S. Con la ayuda de un conjunto de 12 detectores ultrasónicos, 5 cámaras y 6 sensores de radar, el Clase S de 79 mil 800 euros (105 mil 800 dólares) puede adaptarse a la velocidad del auto que tiene delante e incluso detenerse por completo y maniobrar para mantenerse en el carril. El dispositivo cuesta 2 mil 678 euros en Alemania.
 
 

Recostarse en el asiento para leer correos electrónicos o mirar un video mientras el auto nos conduce a nuestro destino, futuro que imaginan compañías como Google Inc., es algo que está a años de distancia. Pero la opción de Mercedes y las que están alistando rivales como Bayerische Motoren Werke AG y Volvo Cars muestran que la producción está en marcha.
 
 

“La conducción autónoma no llegará como una revolución de la noche a la mañana”, dijo Jochen Hermann, director de sistemas de asistencia al conductor de Mercedes. “El conductor debe acostumbrarse a la tecnología”.
 
 

Aunque no será fácilmente aceptada por los puristas del manejo, la máquina de hecho podría ser un mejor conductor. Más del 90% de los accidentes de tránsito son resultado de errores humanos, según el instituto de investigación del tránsito BASt de Alemania. La agrupación calcula que la economía alemana pagó más de 30 mil millones de euros en daños por accidentes de tránsito en 2010, los últimos datos disponibles.
 
 
 
Evitar las abolladuras
 
 
“Para que la movilidad individual pueda sobrevivir, es indispensable la conducción automatizada”, señaló Peter Fuss, socio de la consultora Ernst Young en Fráncfort. “Es la única manera de evitar los congestionamientos de tránsito y garantizar la seguridad en las rutas”.
 
 

Como el sistema “stop-and-go” de Mercedes, otros accesorios de piloto automático que están en desarrollo se orientan a solucionar los aspectos más tediosos de los viajes diarios al trabajo. En noviembre, BMW planea lanzar una opción mejorada de asistente de estacionamiento en el Serie 5 que permite manejar con manos libres mientras el auto se acomoda en forma independiente en un espacio de estacionamiento, contribuyendo a evitar las abolladuras.
 
 

Robert Bosch GmbH, el mayor proveedor de autopartes del mundo, exhibió un dispositivo similar en sus oficinas centrales de Stuttgart, Alemania, en abril, cuando un auto sin conductor se introdujo marcha atrás en un espacio de estacionamiento. Audi de Volkswagen AG está desarrollando un sistema que permite al conductor bajarse del auto a la entrada de un garaje, dejando que el vehículo encuentre un lugar vacío por cuenta propia.
 
 

“El manejo de los servicios de conducción automatizada debe ser a prueba de tontos para excluir los errores”, dijo Richard Viereckl, socio de la consultora Management Engineers de Booz Co. en Dusseldorf. “Va a pasar un tiempo antes de que podamos sentarnos en el asiento trasero y tomar un trago dejando que el auto nos lleve a casa”.