Archivo

Mercedes-Benz se suelta el cabello con nuevos diseños

07 febrero 2014 3:47 Última actualización 15 septiembre 2013 5:25

[El SUV compacto GLA, de Mercedes, en Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort. / Reuters] 


 
Blomberg
 
Esta semana, en la amplia sala de exposiciones de Mercedes-Benz en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort, Diana Reuter no estaba segura de encontrarse en el lugar correcto cuando vio expuesto un crossover curvilíneo de una elegancia despojada.
 
“¿Es un Mercedes?”, preguntó la joven de 32 años, gerente de relaciones públicas de una compañía de ingeniería, al ver el nuevo SUV compacto GLA. “Claramente rompe con la imagen tranquila y antigua y muestra una nueva faceta. Es fascinante”.
 
Son comentarios muy necesarios para una marca que se había anquilosado en los últimos años, cayendo al tercer puesto en ventas mundiales de autos de lujo por detrás de Audi de Volkswagen AG en 2011.
 
Bajo el mando de Dieter Zetsche, titular de Mercedes y máximo responsable ejecutivo de la empresa matriz Daimler AG, la marca ahora inicia su regreso triunfal con la ayuda de uno de los cambios de imagen más importantes de la industria automotriz.
 
Después de llevar al mercado nueve flamantes modelos en los últimos 24 meses, Mercedes planea otros 13 vehículos totalmente nuevos en los próximos ocho años.
 
El esfuerzo para acortar distancias en gran parte depende de una serie de compactos deportivos nuevos como el GLA para seducir a los clientes jóvenes, que en general han pasado por alto a Mercedes al evaluar la compra de un nuevo auto. Gorden Wagener, de 45 años, que se convirtió en el director de diseño más joven de una gran automotriz cuando asumió ese cargo en 2008, es un elemento clave para fortalecer el atractivo de la marca.
 
El diseño de los nuevos modelos constituye “un cambio de paradigma”, dijo Wagener en una entrevista en el evento. “Cambiamos radicalmente el lenguaje de diseño para hacerlo súperlimpio y puro en consonancia con nuestra filosofía, que definimos como ‘pureza sensual’”.

Primer puesto
 
Hace dos años, en Fráncfort, Zetsche se comprometió a recuperar el primer puesto en ventas de autos de lujo para fines de la década después de perderlo en 2005 ante Bayerische Motoren Werke AG. Aunque en aquel momento el objetivo no parecía mucho más que retórica vacía, los últimos datos muestran que el plan está comenzando a tomar impulso.
 
“Mercedes tardó mucho en recuperar el aliento y ahora puede mostrar lo que preparó en los últimos tres o cuatro años”, señaló Christoph Stuermer, analista de IHS Automotive en Fráncfort. “Los nuevos vehículos son algo de lo que puede enorgullecerse”.
 
Mercedes entregó 108 mil 400 autos en agosto, un récord para ese mes. El aumento del 19 por ciento de la marca superó al 16 por ciento de BMW y al 9.8 por ciento de Audi.
 
Los incrementos de la división de Daimler se deben sobre todo a los autos pequeños como el hatchback Clase A, el Clase B de tipo furgoneta y la nueva coupé CLA de cuatro puertas. El GLA es el cuarto de la línea y próximamente habrá por lo menos uno más.
 
“Mercedes tenía una imagen de hombre grande porque sólo los hombres grandes podían permitirse comprar el auto”, dijo Philipp Wenz, joven de 19 años de un suburbio de Fráncfort que quiere ser piloto. “Los nuevos modelos están a kilómetros de distancia de los vehículos que ofrecía Mercedes hace diez años”.