Archivo

Mercado se abre a cervezas artesanales a cuentagotas

07 febrero 2014 3:45 Última actualización 31 octubre 2013 5:19

[Pese a la apertura, locales muestran temor por las implicaciones / Cuartoscuro]


 
Miguel Ángel Pallares
 

El mercado mexicano inició con la apertura de puntos de venta como bares, restaurantes y cantinas para la venta de cervezas artesanales, tras cumplirse el plazo de 90 días, luego de la notificación a los principales grupos cerveceros involucrados en la disputa por los contratos de exclusividad que limitaban la venta de esta bebida en los centros de consumo, confirmaron fuentes del sector.
 

Jesús Briseño, presidente de la Asociación de Cerveceros de la República Mexicana (Acermex), indicó que desde la semana pasada las cervecerías artesanales iniciaron las labores de venta con los dueños de bares y restaurantes, sin embargo, su recepción no fue muy buena, ya que los empresarios se mantienen temerosos de las implicaciones de vender cerveza artesanal en sus negocios.
 

“Ya se cumplió el plazo y las dos cervecerías ya publicaron una carta a sus clientes, donde les dicen que pueden dar entrada a la cerveza artesanal. Nosotros hemos visto alrededor de 20 clientes, pero como han pasado pocos días están en el proceso de evaluar las repercusiones”, dijo el también director de Cervecería Minerva.
 

Hasta el momento, las microcervecerías no han planeado una estrategia conjunta para informar a los clientes la resolución del órgano antimonopolios del país, por lo que los esfuerzos se han realizado de manera individual por compañías del sector como Minerva, Primus, Tijuana y Cucapá, entre otras.
 

“Nos dicen: sólo lo voy a corroborar con Modelo o Heineken (Cuauhtémoc Moctezuma) y ahorita no hemos tenido respuesta de qué les dijeron, pensamos que en una semana ya nos darán respuesta. En general creo que tardará un mes para que los clientes estén más enterados del tema, pero esa debe ser una labor que nos tocará a nosotros”, dijo Briseño.
 

Las cervecerías asociadas a Acermex prevén cerrar este año con presencia en más de mil 500 puntos de venta, luego de que su presencia llegara a mil 200 establecimientos en 2012.
 

Jaime Andreu, director comercial de Cervecería Primus, resaltó que también su empresa ha buscado entrar a los puntos de venta, pero hay desconfianza por parte de los dueños de los establecimientos.
 

“Los clientes siguen temerosos porque tienen créditos abiertos con algunas de las grandes cervecerías, son préstamos y otras formas de financiamiento. Creo que necesitamos más ejercicios de venta y aún no está claro quién le está dando seguimiento en la nueva Comisión Federal de Competencia (CFC)”, comentó Andreu.
 

El directivo dijo que por ahora trabajan en una Norma Oficial Mexicana (NOM) para la definición de cerveza artesanal, la cual evite la entrada de supuestas marcas artesanales que no tengan las mínimas características en su elaboración o provengan de los grandes grupos cerveceros.
 

Grupo Modelo confirmó que envió las cartas a aquellos clientes con contratos de exclusividad, donde detalló sobre la apertura del mercado a las cervezas artesanales, mientras que Cuauhtémoc Moctezuma dijo haber cumplido con los requerimientos de CFC.
 

“El compromiso con la CFC se cumplió e incluso la subimos a nuestra página de internet, donde abrimos una sección que se llama Compromiso CFC. Se mandaron desplegados y las cartas se mandaron con mucha anticipación, no fue a todos los clientes que venden Grupo Modelo porque los contratos de exclusividad no tenían todos”, dijo Marcela Cristo, directora de comunicación de Grupo Modelo.