Archivo

Menos de 1% de las empresas usan e-recibo para nómina

06 febrero 2014 3:35 Última actualización 14 enero 2014 5:23

 [Sin los CFDI no podrán deducir las nóminas / Cuartoscuro]


 
 
 
Marcela Ojeda
 

Menos de uno por ciento de las empresas en México están en proceso de implementar los recibos de nómina bajo el esquema de Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), pese a ser un requisito para deducir las erogaciones por concepto de pagos de sueldos y de salarios al personal.
 

Son veintisiete millones de empleados los que mensualmente obtienen uno o varios recibos de nómina de cerca de tres millones de empresas que los expiden, con lo que dichos recibos constituyen el segundo documento de mayor emisión después de la factura electrónica, indicó Enrique Gómez Moya.
 

A estos documentos sigue la emisión de boletos de pasajeros, tanto de transporte aéreo como terrestre.
 
Pasos básicos para obtenerlos:
 

En todos los casos, incluso tratándose de escrituras, tendrán que convertirse en CFDI’s, afirmó el director general de Carvajal Tecnología y Servicios México, uno de los principales Proveedores Autorizados de Certificación (PAC) del país.
 

Explicó que para que una empresa expida recibos de nómina tipo CFDI debe contratar los servicios de un PAC; solicitar una Firma Electrónica Avanzada (FIEL) como persona moral, y pedir a sus empleados que también cuenten con su FIEL.
 
Dijo que las empresas requieren la Clave Única de Registro de Población (CURP) de cada empleado para, con la fecha de nacimiento, generar el Registro Federal de Contribuyente (RFC) individual y pedir a los trabajadores que confirmen que es el mismo que tiene registrado el sistema de nómina y el de la base de datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT).
 

El empleador no podrá emitir el recibo de nómina bajo el esquema de CFDI de aquéllos empleados cuyo RFC registrado en el sistema de nómina actual de la empresa no sea correcto; es decir, no sea el mismo que está registrado ante el SAT”, enfatizó.
 

Asimismo, subrayó que la empresa es la responsable de entregar ante el SAT el recibo de manera electrónica, además de solicitar un Certificado de Sello Digital (CSD) y junto con la información que se pide, como días laborados, fecha de contratación, incapacidades y ciertas variantes que solicita el complemento de nómina dentro de la factura electrónica, se forma el documento y se manda a timbrar con un PAC.
 
En cuanto a los trabajadores, Gómez Moya señaló que no es necesario que emitan una factura y reiteró que deben tramitar su FIEL ante el SAT, ya que con ella firmarán el CFDI que les dará la empresa.
 

Deberán verificar que el RFC registrado en el SAT coincida con el que proporcionaron en su trabajo.
 

“Estos pasos son los básicos y obligatorios, tanto para los empleados como para las empresas, y si éstas no cumplen en tiempo y forma con las disposiciones de ley, no podrán deducir su nómina, ni recuperar sus impuestos hasta que alineen sus procesos y los deduzcan a través del CFDI”, puntualizó.
 
En el país, hay 33 millones de trabajadores subordinados y asalariados, de los cuales más de 17 millones 987 mil laboran con contrato escrito y sólo 16 millones 677 mil son trabajadores formales adscritos al IMSS.