Archivo

Menor crecimiento se reflejó en los estados

07 febrero 2014 5:51 Última actualización 31 julio 2013 6:22

[Cuartoscuro]


 
 
Eduardo Jardón
 
 

La desaceleración por la que atraviesa la economía mexicana afecta a casi todos los estados del país.
 

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestran que la mayoría de las entidades reportaron un peor desempeño en el primer trimestre de este año y sólo Hidalgo, Michoacán, Sonora y Oaxaca lograron presentar un mayor avance.
 

Los resultados del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) revelan que Zacatecas es la entidad que registró una mayor pérdida de dinamismo, ya que de un crecimiento de 4.6% en el último trimestre de 2012, pasó a una contracción de 3.9% en los primeros tres meses de este año.
 

También destaca el caso de Coahuila, donde el Producto Interno Bruto (PIB) pasó de un avance de 6% a una caída de 0.6%, en el periodo de referencia.
 

A continuación está Puebla, donde el crecimiento se redujo de 6 a 0.7%.
 
 
En el primer trimestre la economía mexicana creció apenas 0.8%, luego de un avance de 3.2% en el trimestre previo, resultado de la debilidad en la actividad productiva en Estados Unidos, con la cual se encuentra estrechamente vinculada, en particular con la industria manufacturera, lo que explica que los peores resultados se observen en el sector secundario, es decir en la industria.
 

No obstante, los analistas estiman que la economía presentará un mejor desempeño en la segunda parte del año.
 
Nayarit fue la entidad con mayor dinamismo en el primer trimestre, al reportar un crecimiento de 6.9%, impulsado por la industria, la cual creció 19.8%, y es en donde observó la cifra más elevada.
 
 
También con una mayor expansión resultaron Oaxaca e Hidalgo, con 4.7 y 3.3%, en cada caso.
 

Por su parte, el Estado de México creció 1.3%, debido a un aumento de 2.9% en el sector agropecuario, de una caída de 1.6 en la industria, y de 3% en los servicios.


 

En el caso del Distrito Federal el PIB subió 0.1%, donde la producción del campo cayó 21.2%; en la industria la baja fue de 3.2 y en los servicios avanzó 1%.