Archivo

Mengua la pérdida de empleo en los micronegocios

12 febrero 2014 4:18 Última actualización 13 mayo 2013 14:4

 
Marvella Colín
 
 
El lento crecimiento de México en el primer trimestre de 2013 afecta de manera particular al mayor tejido empresarial de la nación: las microempresas, que tuvieron una pérdida de 90,000 empleos de enero a marzo de 2013, respecto de igual lapso de 2012.
 
No obstante, este cierre de plazas fue menor respecto al trimestre previo, cuando los micronegocios cancelaron 757,000 puestos laborales, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
 
El empleo total que los micronegocios están generando es de 19.3 millones de puestos, equivalentes a 48% de las personas ocupadas en el ámbito no agropecuario, que abarca 39.9 millones.
 
Ello indica que los empleos en las empresas micro casi quintuplican al total de las ocupaciones en las grandes firmas, que es de 4.2 millones de plazas, y cuadruplica al de las medianas, que es de 4.6 millones de ocupaciones.
 
La importancia del sector microempresarial para el país condujo a los pasados dos gobiernos a considerar una mayor canalización de recursos en créditos, capacitación y consultorías, entre otras acciones. De hecho, entre el sexenio de Calderón y el de Fox aumentó 2.6 veces el número de empresas apoyadas con acceso al financiamiento y 7.5 veces la derrama crediticia. Aun así, el universo de Pymes atendidas es muy limitado.
 
El reto del actual gobierno es grande en este sector empresarial tan importante para la economía del país, y por ello ya se ha creado el Instituto Nacional del Emprendedor, el cual buscará seguir impulsando a dicho segmento productivo.
 
Sin embargo, no puede desdeñarse el avance en los empleos de las grandes compañías, que en el primer trimestre de 2013 fue de 327 mil puestos en comparación con igual periodo de 2012, así como los generados en las pequeñas empresas con 260 mil, y los 53 mil creados en las medianas empresas, de acuerdo con cifras del INEGI.
 
Un reto, elevar la productividad
 
Además del empleo y el financiamiento, las microempresas se enfrentan al desafío de mejorar su productividad, pues actualmente existe una fuerte disparidad en relación con la que operan las grandes empresas.
 
Las microempresas operan al 16 por ciento respecto de las grandes compañías, mientras que las pequeñas sólo lo hacen al 35 por ciento.
 
La brecha se va cerrando en la medida en que aumenta el tamaño de la empresa, pero aun así es amplio el margen, pues las medianas empresas mexicanas sólo logran un 60% de la productividad de las grandes, según un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.