Archivo

Mejoría de la economía familiar será clave: Videgaray

12 febrero 2014 5:6 Última actualización 29 abril 2013 5:58

[Luis Videgaray. Foto: Eladio Ortiz /Enviado] EL FINANCIERO platicó con El secretario de Hacienda, Luis Videgaray. 


 

 
Jeanette Leyva Reus / Enviada
 
Acapulco, Guerrero.- Pese a ser muy alentadores los comentarios que recibe México actualmente, ésta no es la medida del éxito mediante la cual se deba evaluar el desempeño de la economía.
 
El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, afirmó que si bien la perspectiva que se tiene del país en el mundo ha generado comentarios positivos que motivan al gobierno federal a trabajar, sólo forman parte de una expectativa.
 
"Nos toca a los mexicanos hacer que estas expectativas se transformen en una realidad; la variable de éxito con la que vamos a medir el desempeño del gobierno mexicano es si todo esto y los cambios que se tienen que hacer, las políticas públicas que hay que poner en práctica, se traducen en una mejoría de la economía familiar."
 
En entrevista con Enrique Quintana, director general editorial de EL FINANCIERO, expuso que si la gente gana más por su trabajo, será una forma de medir el éxito de los cambios.
 
"Los comentarios nos alientan mucho, pero no debemos perder la perspectiva de que todavía hay mucho trabajo por delante."
 
Por ello, afirmó, es importante que se tengan las condiciones para que el país avance en las reformas estructurales, ya que el crecimiento económico de México en los próximos años se dará sobre la base de la demanda interna.
 
En 2012, el crecimiento de la economía fue de 3.9%. Para este año, las expectativas son de 3.5, debido a la desaceleración de Estados Unidos, por lo que el crecimiento de nuestro país en el futuro no será detonado por la demanda externa, reiteró.
 
"No debemos escatimar en crear las condiciones políticas para que estas reformas prosperen, porque sólo a través de los cambios que hagamos en México, el país crecerá."
 
De acuerdo con el calendario establecido por el Pacto por México, la reforma fiscal será presentada en el segundo semestre del año, alrededor de septiembre, que coincide con el arranque del próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso.
 
"Estamos haciendo un trabajo técnico, amplio, no pensando en una revisión marginal del sistema tributario, sino una revisión integral que no sólo fortaleza la capacidad financiera del Estado mexicano en su conjunto, sino que simplifique el régimen."
 
Reforma justa
 
A lo largo de los años, la acumulación de reformas al sistema tributario ha originado un régimen complicado y le ha restado competitividad a la economía mexicana. Además del trabajo técnico, también existe la labor política para llegar a los acuerdos, indicó Videgaray.
 
Al preguntarle si esta reforma afectará los intereses de ciertos grupos que tienen privilegios fiscales, afirmó que las reformas no se hacen para afectar o no intereses, sino que se llevan a cabo por el bien del país.
 
"Sin duda, la reforma hacendaria tiene objetivos muy claros, es una reforma justa. En materia tributaria el elemento de justicia es fundamental, que se cumpla lo que dice la Constitución: quien gane más pague más, ésos son los objetivos."
 
En caso de que el proceso de reformas avance de forma más lenta de lo previsto y esto origine una salida de recursos del país, recordó que los mercados financieros son propensos a las volatilidades, por lo que deben estar preparados para ello.
 
Esto se puede lograr con la aplicación de finanzas públicas sanas, bajos niveles de endeudamiento, cero déficit fiscal, con políticas monetarias fuertes y una política cambiaria flexible; todo esto es básico para mitigar los efectos que puedan generarse en los mercados.
 
En el caso de la reforma financiera, sus efectos en algunos casos serán palpables en el mediano plazo y no se prevé que se atente contra la solidez de la banca, sino por el contrario se fortalecerá.
 
"Hay temas de competencia entre los bancos y mayor certidumbre jurídica, que permitirán reducir el costo del crédito y que haya más crédito para todos, esto tomará en algunos casos y en otros, incluso años."
 
Lo importante, dijo, es que la reforma sea uno de los pilares para impulsar el crecimiento de la economía mexicana de forma más acelerada en el largo plazo.
 
Se redefinirá el mandato de la banca de desarrollo
 
En la reforma financiera se prevé que el mandato de la banca de desarrollo se redefina para tener una mayor flexibilidad en su operación y así fomentar el crédito. Ante ello, Videgaray, explicó que algunos de los cambios en la forma de operar de la banca de segundo piso tendrán efecto en el corto plazo.
 
De acuerdo con el borrador de la reforma financiera, los cambios en la banca de desarrollo permitirán que tenga mayor flexibilidad al redefinir su mandato para propiciar el crédito, pero también servirán para ordenar la aplicación de estrategias que hagan más productivo el uso del capital de la banca de segundo piso.
 
Los cambios implican permitir autodeterminar su estructura organizacional y dotar de herramientas para alinear las remuneraciones económicas al desempeño laboral de los trabajadores de este sector.
 
Esto también irá de la mano de un reforzamiento de la facultad de la Secretaría de Hacienda para ejecutar las transferencias de capital entre las diversas instituciones cuando alguna lo requiera para impulsar el crédito.
 
Acerca de la reforma que se analiza en el Congreso para establecer mayor disciplina a la deuda que contratan estados y municipios, Videgaray dijo que tiene temas positivos y está en sintonía con el programa de trabajo del presidente Enrique Peña Nieto.
 
Recordó que al asumir la presidencia, Peña se comprometió a modificar el marco de ley de estados y municipios para establecer un mayor orden en este tema.
 
Sin embargo, en el país no se tiene un problema agregado de exceso de endeudamiento de estados y municipios, pero sí hay una tendencia "no favorable" de crecimiento.
 
"El paso que se dio en el Senado de la República es algo que debe llamarnos positivamente la atención, porque surge de las iniciativas presentadas por varios senadores de distintos partidos políticos, de PAN, PRD y PRI, que lograron en un periodo razonablemente corto convertirlas en un solo proyecto y aprobarlo por unanimidad."
 
Se dijo confiado de que en la Cámara de Diputados lo resolverán, y se tendrán cosas que modificar como parte de la tarea parlamentaria, pero es un proyecto con temas positivos que debe de atenderse para evitar que en un futuro no se convierta en un problema el tema de endeudamiento.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.