Archivo

Maxcom ve TV de paga barata

07 febrero 2014 5:55 Última actualización 16 agosto 2013 5:2

[Hay que diseñar productos a la medida del cliente, expone la firma / Bloomberg]


 
 
Adrián Arias
 
 

La ley secundaria en telecomunicaciones debe garantizar que los usuarios de bajo poder adquisitivo puedan pagar paquetes de canales de televisión de paga confeccionados a la medida de sus necesidades, mediante el diseño de una política que regule la transmisión de contenidos de televisión abierta en sistemas de televisión restringida (Must Carry-Must Offer).
 
 
“Actualmente hay paquetes de contenidos que los usuarios de bajo consumo no pueden pagar y es fundamental que los proveedores podamos ofrecerles contenidos diseñados a la medida. Ello detonaría aún más el negocio de televisión de paga”, dijo Salvador Álvarez, director general de Maxcom Telecomunicaciones. La regulación del Must Carry-Must Offer es una de las peticiones más añejas de la industria, pues actualmente las televisoras cobran a las empresas de televisión de paga un dólar por cada suscriptor, a cambio de sus paquetes de contenidos que incluyen los canales de televisión abierta.
 
 

La reforma en telecomunicaciones plantea que el Must Carry-Must Offer será gratuito para las compañías de televisión de paga, quienes ya no deberán trasladar el costo de estos paquetes hacia los usuarios.
 
 
Álvarez indicó que esta regulación también permitirá que las empresas pequeñas aumenten su participación de mercado en el segmento de televisión restringida. Actualmente, Televisa, a través de sus filiales, detenta el 56 por ciento de este mercado, le sigue Megacable con 16 por ciento y luego Dish con 15 por ciento, mientras que el restante 13 por ciento corresponde a un grupo de operadores pequeños donde figura Maxcom.
 
 
Al segundo trimestre de este año, Maxcom contabilizó un total de 72 mil usuarios en televisión de paga, lo que representó un crecimiento de 14 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.
 
 

Maxcom prevé salir de su proceso reestructura financiera en Estados Unidos a más tardar en septiembre de este año.