Archivo

Marchas dejan pérdidas de hasta 900 mdp: Concanaco

07 febrero 2014 3:48 Última actualización 06 septiembre 2013 14:4

[Piden que se haga cumplir la ley para evitar que se continúen afectando la actividad económica/Eladio Ortíz] 


Notimex
 
El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), Jorge Dávila Flores, informó que esos sectores registran pérdidas de 800 a 900 millones de pesos por cada manifestación que se lleva a cabo en la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, el dirigente exigió por ello a las autoridades que ya se haga cumplir la ley para evitar que los manifestantes continúen afectando la actividad económica nacional.

"Las autoridades tienen que hacer cumplir la ley, no forzosamente usando la fuerza pública, esa sería la última alternativa. Hay muchas formas de hacer labor de convencimiento. La autoridad tiene que garantizar que se cumpla la ley y que todos podamos transitar libremente", dijo.

Sostuvo que no se trata de enfrentar un costo político, como lo declaró el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Angel Mancera, sino de resolver un problema que afecta a toda la ciudadanía.

Señaló que las manifestaciones de los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) provocan diversas afectaciones, como el impedir el movimiento de personal a los centros de trabajo, el libre desplazamiento de ciudadanos y visitantes y la inseguridad que provoca esto.

Los cierres de vialidades en las inmediaciones del Aeropuerto de la Ciudad de México también son muy graves, porque afectan la ocupación hotelera y a los visitantes, advirtió.

Por eso, hizo un llamo a las autoridades competentes para atender el problema, sin desconocer que todo mexicano tiene derecho a manifestarse, derecho que, dijo, termina cuando se afecta a terceros, "ahí es donde pedimos a las autoridades que actúen con un enérgico llamado".

Dávila Flores añadió que a través de las cámaras de comercio se buscará solicitar apoyos gubernamentales para los socios que llamó "damnificados" por las marchas.