Archivo

Manhattan quiere inquilinos más 'cool'

07 febrero 2014 5:57 Última actualización 03 agosto 2013 7:35

[Bloomberg]   


Bloomberg
 

David Cheikin apuesta que los millonarios de la patineta van a a estar muy contentos en los lugares por los que alguna vez haya deambulado la Thundering Herd. Como vicepresidente de alquileres de Brookfield Office Properties Inc., Cheikin lidera el esfuerzo para hacer que el World Financial Center sea destino de las empresas de tecnología y media.
 
Merril Lynch Co., la empresa de intermediación famosa por su logotipo de un toro, alguna vez tuvo su hogar en el complejo que mira al río Hudson, que ahora es Brookfield Place New York y que es mucho más que un cambio de nombre.
 
Brookfield saca molduras de bronce y mármol y suma espacio para estacionar bicicletas, Wi-Fi gratuito en espacios públicos y estaciones de recarga para autos eléctricos.
 
En el antiguo cuartel general de Merrill, el vidrio transparente va reemplazando la fachada imponente y de colores oscuros que era una barrera para el público, dijo Cheikin. “Simplemente tratamos de encontrar la manera de conformarla al modo como la gente quiere trabajar hoy”, dijo.

Los locatarios del downtown de Manhattan que tienen vacíos millones de metros cuadrados se abocan a transformar las oficinas que se habían diseñado para una elite financiera mundial para que sean más del gusto de las empresas de media y tecnología de Nueva York.
 
Arreglan estas propiedades a modo de alternativa a las fábricas reconvertidas que hay en el sur del midtown, donde la demanda frenética empujó el valor de los alquileres y llevó la tasa de desocupación de inmuebles al mínimo de Estados Unidos. La transmutación de la imagen solo es una parte del reto encarado, ya que el área vive una superabundancia de espacio de los rascacielos próximos a terminarse en el sitio del World Trade Center.
 
Metros vacíos
 
La consolidación de las empresas financieras dejó a los locadores con la necesidad de llenar espacios de al menos 6.3 millones de pies cuadrados (585,000 metros cuadrados), que es casi el 7% del mercado de oficinas de Manhattan microcentro, según los datos de la inmobiliaria Newmark Grubb Knight Frank. Siguen sin alquilarse otros 2.4 millones de pies cuadrados en las dos nuevas torres del Trade Center, que se terminarán para mediados de 2014.
 

En Brookfield Place, la tasa de desocupación se aproxima a la tercera parte del total de 8 millones de pies cuadrados.
 
Cruzando la calle, en 1 World Trade Center, la Durst Organization prepara una campaña de comercialización tendente a persuadir a las empresas creativas que se sentirán como si estuvieran en casa si se mudan al edificio más alto del hemisferio occidental. Casi la mitad de la torre, cuya inauguración se prevé para el año que viene, tiene unidades para alquilar.
 
Durst, que es el socio capitalista de Port Authority de Nueva York y Nueva Jersey del rascacielos de 1,776 pies (541 metros), apunta a las empresas que están en la “segunda etapa del crecimiento, tras las fases de incubadora de emprendimiento”, dijo Tara Stacom, vicepresidente de Cushman Wakefield Inc. que trabaja con los desarrolladores de los esfuerzos locativos.

Nueva construcción

“Hay algo que la nueva construcción puede darles a todos estos usuarios tecno que la antigua no, y eso es crecimiento”, dijo Stacom. “Muchos de estos locatarios son chicos en este momento y serán 200 veces más grandes que ahora en menos de una década, y en algunos casos, en menos que un lustro. Pero por ahora vamos a charlar con este público”.
 

Los locatarios pueden contratar un espacio chico en un primer momento y luego pasarse a otras oficinas más grandes que hay en la torre, dijo Stacom. En un momento en que los alquileres están inflados en los edificios más viejos del sur del midtown, los incentivos gubernamentales de los que se dispones y el rendimiento de los nuevos inmuebles harán que el nuevo Trade Center sea más rentable, aun si se pide un alquiler de 75 dólares por pie cuadrado, que es un valor de entre los más elevados del downtown, dijo.
 

El espacio abierto sin columnas de la torre da más flexibilidad y los desarrolladores están más que listos para duplicar un aspecto que se hizo famoso con las empresas tecnológicas, que deja el sistema de cañerías a la vista, dijo Stacom.