Archivo

Mandatos de inversión, nueva figura del SAR

07 febrero 2014 5:52 Última actualización 20 agosto 2013 5:52

[Consar autoriza primera operación a Afore Banamex / Cuartoscuro]


Adriana Rodríguez Canales
 
 
La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) autorizó a la administradora de fondos para el retiro (Afore) Banamex la primera operación en la historia del sistema que será realizada a través de mandatos de inversión.
 
 

La operación, que requirió un proceso de dos años para su aprobación, es inicialmente de 200 millones de dólares con la compañía de gestión de activos Schroders, que tiene su sede en Londres.
 
 

A través de un comunicado, la Consar explicó que la apertura a esta figura -donde la Afore contrata los servicios de un administrador de activos global, con el que pueden acceder a inversiones en mercados internacionales- se debe a la rápida acumulación de recursos, que ya supera la oferta de instrumentos locales y profundidad del mercado financiero mexicano.
 
 

Además, este tipo de instrumentos permiten acceder a mejores rendimientos y mayor especialización en la gestión de inversiones.
 
 

En todos los casos, los mandatarios convocados –autorizados desde julio de 2011- deben satisfacer los criterios aprobados por el Comité de Análisis de Riesgos de la Consar, referentes a experiencia, capacidad operativa, gobierno corporativo, transparencia, integridad y competitividad.
 
 

El porcentaje que pueden invertir es hasta 20 por ciento de los activos que administran en instrumentos internacionales que operan en países elegibles de la Unión Europea; miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) con quienes México tiene un acuerdo de libre comercio; de la Alianza del Pacífico, cuyos mercados de capitales se encuentran integrados en el Mercado Integrado
 
 
Latinoamericano (Mila), y países del Consejo de Estabilidad Financiera del Banco de Pagos Internacionales. La Consar anticipó que otras Afore también buscarán aprovechar en el futuro próximo la flexibilidad regulatoria para usar mandatos de inversión para así fortalecer su diversificación financiera en el extranjero, la cual es esencial para brindar rendimientos competitivos a los ahorradores.