Archivo

Los restaurantes del DF bajan 30% compra de sal

01 febrero 2014 9:39 Última actualización 08 noviembre 2013 5:2

 
Axel Sánchez
 
 
La compra de sal de mesa por parte de restaurantes del Distrito Federal se ha reducido en 30 por ciento ante la medida tomada por el gobierno capitalino para combatir la hipertensión arterial, lo cual ha afectado las ventas de los productores.
 
 
Sergio Moreno Huitrón, gerente de la Asociación Mexicana de Industria Salinera, dijo que la iniciativa ha ‘satanizado’ el producto, el cual también tiene ventajas que apoyan a la salud.
 
 
“Una medida de esta naturaleza busca simplificar un problema de salud pública a un salero. Es cierto que se debe atender el tema, pero focalizarlo a un producto que lucha contra la desnutrición de mujeres embarazadas y contra problemas de retraso mental, no es el camino”, comentó.
 
 
En abril pasado, el Gobierno del Distrito Federal puso en marcha la campaña “Menos sal, más salud”, en la cual invitan a los restaurantes de la capital a retirar los saleros de las mesas para concientizar sobre la hipertensión arterial.
 
 
En México operan 22 empresas que producen 90 por ciento de las 1.8 millones de toneladas anuales de sal que se consumen a nivel nacional, mientras que el resto lo realizan pequeñas firmas familiares cerca de los litorales del pacífico.
 
 
Sales del Istmo, con su marca La Fina, es la principal empresa que distribuye en la capital del país, la cual reportó una reducción de 2 por ciento en sus ventas nacionales en el tercer trimestre de 2013, aunque la caída en el DF fue de doble dígito.
 
 
Marco Antonio Buendía, Vicepresidente de Regulación Sanitaria de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados, consideró que retirar la sal de los restaurantes fue una decisión correcta, la cual adoptaron sin obligación.