Archivo

Los nuevos autos ruedan en la ruta a ‘infierno’

07 febrero 2014 3:44 Última actualización 08 septiembre 2013 0:5

[Chevrolet Cruze es uno de los vehículos presentados en Hell. / Cortesía ]


Bloomberg. El camino a Hell (infierno) es un excelente lugar para probar los autos.

Las automotrices que buscan publicidad tratan de que los periodistas de la industria automotriz se suban a sus vehículos, seduciéndolos a veces con lugares exóticos de paisajes maravillosos, hoteles de lujo y restaurantes de primer nivel. Wine Country, San Diego, La Autobahn y Hell.

Hell, comunidad no incorporada de Michigan situada 100 kilómetros al oeste de Detroit, posee rutas serpenteantes y un bar llamado Screams Ice Cream. También tiene uno de los mejores lugares para que las automotrices y los periodistas prueben los autos más nuevos del momento, en especial cuando una camada de vehículos nuevos llega al mercado después de las turbulencias de la recesión.

En Estados Unidos se lanzarán un total de 376 modelos desde este año a 2015, según la firma de investigación Polk, en tanto las ventas de autos se multiplican al ritmo más veloz desde 2007 y las entregas de agosto superaron las expectativas. Estos nuevos lanzamientos contrastan con 88 en 2011 y 91 en 2010, el año siguiente a que las ventas de la industria cayeran al nivel más bajo en 27 años y tanto Chrysler como General Motors vivieran una reorganización por quiebra.

“La economía está mejor, de modo que las compañías automotrices están implementando más programas y creando más programas regionales para llegar a un conjunto más amplio de medios”, dijo Michelle Krebs, analista sénior de Edmunds.com, sitio web que sigue el mercado minorista de automóviles.

Juegos de palabras inevitables

Mercedes-Benz de Daimler AG organizó tres eventos en rutas que pasaban por Hell este año, incluido uno para el nuevo sedán mediano de lujo Clase E, mientras que General Motors Co. invitó a los periodistas a conducir sedanes Chevrolet Cruze hasta el Hell Creek Ranch, donde pasaron de los autos compactos al Chevrolet Impala que Consumer Reports clasificó como el mejor sedán del mercado. Pocas semanas después, los periodistas volvieron a pasar por Hell manejando un Buick LaCrosse de GM.

Los juegos de palabras luego fueron inevitables. WardsAuto, publicación de la industria automotriz, realizó una reseña sobre el Cruze en julio preguntando qué distancia podía recorrer la versión diesel sin recargar el tanque: “Casi de ida y vuelta al infierno (Hell)”. Joann Muller el año pasado comenzó un artículo de Forbes diciendo: “Pasé dos días manejando por el infierno (Hell) y les prometo que valió la pena”.