Archivo

Los 5 desastres naturales que marcaron el 2012

13 febrero 2014 5:0 Última actualización 27 diciembre 2012 19:16

 

Arcelia Maya

El huracán ‘Sandy’, el tifón ‘Pablo’, un sismo de 7.4 grados en México y Guatemala y la erupción del volcán de ‘Fuego’ sacudieron el planeta en este 2012 dejando a su paso pérdidas materiales y humanas difíciles de sanar.
 
Aquí te presentamos un recuento de las 5 catástrofes naturales que dejaron huella en este año, esperando que el próximo traiga mejores condiciones climatológicas.
 

1. Huracán ‘Sandy’
 
La noche del 29 de octubre, la tormenta ‘Sandy’ tocó tierra al sur de Nueva Jersey. La que inició como una tormenta se convirtió en el mayor de los huracanes de los que se tenga noticia en Estados Unidos y fue el segundo huracán que dejó más daños, después de ‘Katrina’.
 
El fenómeno meteorológico se registró durante las campañas electorales en Estados Unidos, por lo que el presidente Barack Obama canceló eventos públicos y regresó a Washington, mientras que su contrincante, el republicano Mitt Romney, disminuyó sus presentaciones como respeto a las víctimas.
 
En el último recuento de los daños, en el noreste de Estados Unidos había 110 muertos, miles de personas afectadas, unas 80,000 viviendas sin electricidad y 180,000 casas resultaron dañadas en Rhode Island, la ciudad más afectada.
 
El número de fallecidos por la tormenta ‘Sandy’ en la ciudad de Nueva York se elevó a 49. En Nueva Jersey, 13 personas murieron. En Pensilvania, la cifra de fallecidos relacionados con la tormenta subió a 14. A esto se suman los muertos en Maryland, Virginia Occidental y Connecticut.
 
La firma Eqecat, que elabora estimaciones de pérdidas por catástrofes para la industria de seguros en Estados Unidos, calculó que ‘Sandy’ dejó daños a la economía estadounidense de hasta 50,000 millones de dólares.
 

2. Guatemala devastada por un sismo
 
El 7 de noviembre, a las 10:35 hora local, un sismo de 7.4 grados en escala de Richter sacudió las placas tectónicas de México y Guatemala. El movimiento telúrico se registró a unos 163 kilómetros al suroeste de la capital guatemalteca y a 68 kilómetros al suroeste de Ciudad Hidalgo, Chiapas, informó el Servicio Meteorológico Nacional.
 
El sismo se sintió hasta la Ciudad de México, ubicada a más de 1,000 kilómetros del epicentro y en los países de El Salvador y Nicaragua. El Sistema Nacional para la Prevención de Desastres en México emitió una alerta ante la posibilidad de un tsunami.
 
En Guatemala, los departamentos más afectados fueron San Marcos, Quetzaltenango, Sololá, Retalhuleu, Totonicapán, Quiché, Huehuetenango y Suchitepéquez.
 
Un día después del sismo, en conferencia de prensa, el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, confirmó la muerte de 52 personas a consecuencia del temblor.
 
“Es el sismo más grande que hemos tenido desde el terremoto que se produjo en el año de 1976, esto les da una idea de lo que estamos enfrentando”, comentó Pérez Molina.
 
La prensa local reportó un total de 2,966 evacuados y 5,251 damnificados. 7 días después del terremoto, estas cifras incrementaron a 25,941 evacuados y 26,010 damnificados.
 

3. Tifón ‘Pablo’ en Filipinas
 
A inicios de diciembre, un tifón golpeó el sur de Filipinas dejando casi 1,000 muertos, 890 personas desaparecidas y 1,947 heridos, según informaron medios internacionales.
 
La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja pidió asistencia humanitaria de emergencia para ayudar a 200,000 afectados.
 
La institución detalló que alrededor de 300,000 personas perdieron sus viviendas en Filipinas tras el paso del tifón, el más fuerte que azotó el país este año. Además, 30 provincias fueron afectadas en menos de 3 días.
 
El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, declaró la zona estado de calamidad nacional para agilizar la utilización de los fondos oficiales, la concesión de préstamos a intereses preferenciales y controlar los precios de los alimentos en las zonas perjudicadas.
 

4. Sequía en EU, México y Centroamérica
 
A finales de mayo, Estados Unidos, México y Centroamérica registraron una sequía extrema e inusual, en la cual ganaderos y campesinos reportaron pérdidas millonarias en sus cultivos y en la muerte de ganado.
 
El sector agrícola de estos países reportó pérdidas desde los 6,000 hasta los 18,000 millones de dólares, informó en agosto la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).
 
El gobierno de Estados Unidos declaró zonas de catástrofe a 29 estados de ese país, lo que permitió a agricultores y ganaderos acceder a créditos para enfrentar los daños.
 
Iowa, Nebraska, Kansas, Nebraska, Misurí, Illinois, Oklahoma y parte de Texas, en Estados Unidos, fueron los más afectados
 
En México la sequía afectó a 70% del territorio nacional. Se reportó la muerte de ganado bovino en los estados de Coahuila, Aguascalientes, San Luis Potosí, Sonora, Tamaulipas, Zacatecas, Durango, entre otros.
 
El Salvador perdió 2.1 millones de quintales de maíz, que equivalen a 10.5% de la producción nacional, y se registraron, al menos, unos 12,000 pequeños productores endeudados, según los datos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).
 
Honduras, Guatemala y El Salvador realizaron un censo para determinar el número de agricultores afectados y entregarles raciones de comida y semillas para resembrar.
 

5. Erupción del volcán de ‘Fuego’
 
La madrugada del 13 de septiembre una violenta erupción del volcán de ‘Fuego’, al suroeste de la Guatemala, despertó a habitantes de 17 aldeas indígenas kakchikeles. La actividad volcánica se caracterizó por fuertes explosiones de gas y lava.
 
El gobierno declaró en alerta roja máxima las localidades aledañas al volcán y ordenó la evacuación de 10,600 personas, pero la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) contemplaba que la cifra aumentara a 33,000 evacuados.
 
Por su cercanía con México, autoridades del país crearon un plan de evacuación, en caso de que el viento arrastrara las cenizas hacia comunidades del estado de Chiapas.
 
La fase eruptiva del volcán no dejó víctimas ni pérdidas materiales.
 
En el último informe del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), dado a conocer por medios internacionales, se señala que la actividad del volcán de ‘Fuego’ se redujo a niveles “moderados” después de 2 días de intensidad.
 
El volcán de fuego, que alcanza los 3,763 metros sobre el nivel del mar, es uno de los más activos de Centroamérica.