Archivo

Los bancos deben estar activos en el otorgamiento de crédito

12 febrero 2014 5:34 Última actualización 17 abril 2013 8:56

 [Carlos Hank. Foto: Braulio Tenorio]  EL FINANCIERO platicó con el director general de Grupo Financiero Interacciones. 


 

 
 
Jeanette Leyva Reus
 
México vive un momento de gran salud financiera, que debe aprovecharse para detonar el crecimiento de la economía.
 
Para ello, se requiere que los bancos estén activos en el otorgamiento de crédito en sectores estratégicos para la economía mexicana y que se avance en las reformas estructurales, afirmó Carlos Hank, director general de Grupo Financiero Interacciones.
 
"Hoy México tiene la oportunidad de emprender un crecimiento más allá de lo que estamos acostumbrados; es una oportunidad única, poder llevar a cabo la reforma energética, la financiera y la fiscal. Nos llena de optimismo, y no de un optimismo sin fundamento; nosotros vemos que hay la capacidad de gestión en el gobierno y el ambiente político para lograrlo", comentó.
 
El banco que forma parte de Grupo Financiero Interacciones opera principalmente en el segmento de crédito a estados y municipios; en el de infraestructura y en el de las pequeñas y medianas empresas (Pymes), sectores que ante el amplio potencial de crecimiento que tienen pueden ayudar al impulso económico del país, aseguró.
 
En entrevista con EL FINANCIERO, en el marco de la próxima 76 Convención Bancaria, Hank González explicó que las reformas que se buscan impulsar en el Congreso para establecer una mayor disciplina financiera en los estados y municipios del país son un tema que les ocupa, más que preocuparlos.
 
En su opinión, estos cambios que han avanzado ya en su primera etapa legislativa, permitirán minimizar los riesgos para los bancos que operan en este segmento, al incrementar la transparencia en la información que entregarán los estados y municipios a las instituciones financieras.
 
La deuda subnacional como porcentaje del PIB es de 2.9%, nivel muy bajo si se compara con otros países, pues en Argentina es de 9.2%, en Brasil de 12.6% y en Alemania de 25.8%, indicó.
 
Competencia
 
"Esperamos esta reforma, aunque todavía no tenemos muy claro el punto final, pero todas las iniciativas creemos que nos van a beneficiar, porque nuestros clientes tendrán ordenadas sus finanzas y con mayor transparencia; eso nos permitirá, por un lado, ofrecerles productos específicos para ellos, pero también reducir los riesgos.
 
"Prestar es muy sencillo, lo importante es cobrar. Para nosotros medir ese riesgo es lo importante y creemos que esta ley nos ayuda a medir nuestro riesgo de entrada, por eso la vemos con mucho optimismo y le damos la bienvenida." Lejos de asustarlos, estimó que les permitirá seguir creciendo en un nicho en el que han probado que, si se hace bien y se miden adecuadamente los riesgos y se conoce a fondo al cliente, es un buen sector.
 
Una prueba de ello es que pese a los problemas de insolvencia que se han presentado en los últimos años en algunos estados, como fue el caso de Coahuila, el financiamiento a las entidades subnacionales se mantiene como un sector muy competido entre los bancos.
 
"Es una de las ventajas tener un sistema financiero sano y amplio, porque somos más de 40 bancos en operación en México, todos los nichos son competidos; conocer a detalle los nichos y hacer un correcto análisis de los riesgos nos ha permitido tener una cartera muy sana, y diría que el índice de cartera vencida es de los más bajos del sistema, de sólo 0.68%, contra 2.5% de la banca."
 
Sin embargo, dijo, también el país enfrenta el reto de duplicar la demanda de crédito al sector de infraestructura, pues se invierte actualmente entre 3 y 4 por ciento del PIB, cuando se debería destinar entre 5 y 7 por ciento del PIB a esta área.
 
"Hoy tenemos una demanda importante para proyectos de infraestructura en el país, estamos en el momento y lugar correcto con el equipo correcto; México está en un excelente momento, de gran salud financiera y debemos aprovecharla."
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.