Archivo

Llega el Tri a su última parada

06 febrero 2014 7:13 Última actualización 13 noviembre 2013 5:8

[Miguel Herrera espera que la Selección Mexicana de futbol haga sentir el peso del Azteca al combinado de Nueva Zelanda / Cuartoscuro]


 
 
Francisco Arredondo R.
 

Por actitud no se detiene Miguel Ernesto Herrera Aguirre, quien reiteradamente afirmó que la Selección Mexicana de futbol estará en la Copa del Mundo Brasil 2014, porque le ganarán la serie de repechaje al combinado de Nueva Zelanda.
 
Después de más de una década de carrera como entrenador, el novel estratega nacional atraviesa por su mejor momento en los banquillos y tiene la oportunidad de ser él quien guíe al futbol mexicano a tierras brasileñas.
 
Al cerrar el proceso de preparación del plantel tricolor en la cancha del Estadio Azteca, el entrenador dijo que su escuadra está lista para hacer valer la localía, misma que en el proceso de José Manuel de la Torre Menchaca fue vulnerada por las selecciones de la Concacaf.
 
Estoy seguro que vamos a ganar la serie”, dijo un desafiante Miguel Herrera. “Vamos con todo, esperemos sacar una buena ventaja buscando el partido, arriesgando y anotando goles”.
 
El entrenador irradia confianza para enfrentar a los oceánicos, ante quienes enviará a lo mejor que tiene a la mano y adelantó su batallón para el crucial partido de esta tarde en el Coloso de Santa Úrsula.
 
“Claro, vamos a ganar y por eso van alinear Moy (Muñoz), Rafa (Márquez), Maza (Rodríguez), Topo (Valenzuela), Layún, Paul (Aguilar), Medina, Peña, Montes, Jiménez y Oribe (Peralta)”, dijo sin temor el también técnico del América.
 
Tenemos mucha responsabilidad de llevar a México al Mundial, pero debemos divertirnos, aunque el partido va ser muy diputado”.
 
También expuso las razones para enviar esta alineación: “por mejor manejo de sistema me decidí por Moy; Raúl por su movilidad, pero también todos sabemos que tenemos que divertirnos, para que la gente salga divertida”.
 
Y fue a fondo: “tienes que trabajar mucho, no desesperarte, buscar los espacios, debemos ser un equipo vertical para llevarnos el resultado al menos con dos goles, tres es una muy buena ventaja, porque nosotros no estamos pensando en el empate, ni en el 1-0, estamos pensando en un buen resultado”.
 
Miguel Herrera también llamó al público a hacer sentir el peso del Estadio Azteca y negó que éste sea hostil con los rivales que vienen a la catedral del futbol mexicano, y que con Nueva Zelanda no será la excepción.
 
“Somos un país a toda madre, recibimos a todos con los brazos abiertos”, dijo el técnico, quien espera un buen resultado para ser ratificado en el cargo de técnico nacional.
“Si el 2 de diciembre deciden que yo sea el técnico de la Selección, me van a ver aquí hasta el 2018”.