Archivo

Llega el avión de pasajeros más grande del mundo a México

06 febrero 2014 7:1 Última actualización 27 noviembre 2013 19:13

  [La nave mide más de 70 metros y 80 metros de envergadura./Cortesía] 


 
Yoisi Moguel
 
CANCÚN.- Como un hecho histórico en México quedó registrado el aterrizaje, en el aeropuerto internacional de Cancún, Quintana Roo, del Airbus A380 de AirFrance, el avión de pasajeros más grande del mundo y con capacidad para 516 pasajeros que por primera primera vez visita un país de Latinoamérica.

La espera concluyó poco después de las 4:30 de la tarde, cuando la gran aeronave dando gala de su majestuosidad y agilidad que demuestra en el aire arribó a este destino turístico mexicano, en la pista número 3 de la terminal aérea de Cancún proveniente de París, Francia.

Así, el Airbus A380, cumplió con éxito su primer viaje a México y a un país del continente Americano, donde con días de anticipación se preparó y se promocionó su llegada.

Según especificaciones de la línea aérea, el Airbus A380, construido por primera vez en 2005, cuenta con dos pisos, comodidades e innovaciones técnicas, y 516 asientos, divididos en cuatro clases de cabina: 9 asientos en La Première, 80 asientos en Business, 38 asientos en Premium Economy y 389 asientos en Economy.

Esta nave mide más de 70 metros y 80 metros de envergadura, tiene una estructura formada por 40 por ciento de fibra de carbono y otros modernos materiales, con una cubierta doble que se extiende a lo largo del fuselaje.

Su superficie alcanza más de 478 metros cuadrados, casi un 50 por ciento más que la de su principal competidor, el Boeing 747 que dispone de una superficie de cabina de 320 metros cuadrados.

Con este evento Air France y Grupo Asur celebraron los 15 años del Aeropuerto Internacional de Cancún, además de ser parte de las celebraciones por su 80 aniversario de la aerolínea.

La llegada de esta aeronave, que también es amigable con el medio ambiente, destaca la importancia de México y Latinoamérica para Air France, quien ha manifestado la confianza, en un futuro, de crecer las relaciones entre México y Europa.

Y por haber sido un acontecimiento especial, el Gobierno del Estado dispuso de transporte gratuito para todos aquellos que quisieran ser testigos de este hecho histórico para Cancún, México y Latinoamérica, para lo cual también se dispuso un área especial para que la gente presenciará el aterrizaje del Airbus A380.

Por su parte, el gobernador Roberto Borge Angulo se dijo orgulloso de ser el anfitrión y recibir este primer vuelo comercial del avión de pasajeros más grande del mundo.

Aseguró que el haber escogido a Cancún como lugar de aterrizaje de esta aeronave confirma a este destino turístico, como de un alto atractivo para todos los actores de la industria turística e inversores extranjeros.