Archivo

Las reformas, para el crecimiento: Aznar

06 febrero 2014 6:55 Última actualización 12 noviembre 2013 5:15

[El ex jefe del Gobierno español subraya que se necesita un sistema educativo eficaz / Braulio Tenorio / El Financiero]


 
Alejandro Cacho
 

El ex jefe del Gobierno español, José María Aznar, consideró que si México logra sacar adelante las reformas estructurales que se discuten podrá tener la oportunidad de un crecimiento mucho más elevado.
 
“México tiene un potencial enorme, pero también tiene una necesidad de crecer a tasas altas, por lo que facilitar las cosas para que el país sea más competitivo, más flexible y más prospero, es una de las claves políticas del futuro”, dijo Aznar en entrevista con El Financiero.
 
Recomendó para ello crear un sistema fiscal razonable, en el que se contribuya a las cargas sin que los impuestos aplasten a la gente, pero que tampoco permita el incumplimiento o la evasión fiscal.
 
“Las reformas no se hacen para satisfacer a nadie en particular, sino a un interés general”, agregó. Subrayó que un sistema institucional que funcione bien es el mayor factor de competitividad en cualquier país, ya que da confianza y seguridad que atrae inversiones para el crecimiento económico y el desarrollo social.
 
Se necesita tener un sistema educativo que sea eficaz y que prepare a los jóvenes para enfrentar un mundo global, altamente competitivo”, indicó. Dijo que es importante también “tener eficiencia energética en el país, que los costos energéticos no lastren las posibilidades de crecimiento”.
 
Esto es ––puntualizó–– algo que siempre toca intereses, pero lo importante es el interés general. Mandatario en 1996-04 por el Partido Popular, destacó que México es un país en el que se confía y no sólo como actor regional en Latinoamérica, sino en todo el mundo.
 
“México es un país que ha tomado decisiones estratégicas muy importantes en relación con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos; en su relación con la Unión Europea y es una nación que ha ganado estabilidad institucional y política, donde se han producido alternancias en el poder después de muchos años, sin que se produjera una alteración grave en el funcionamiento del país”, dijo.
 
Refirió que a mediados de los setenta en España se llevó a cabo una transición con éxito, mientras que en 2004 “casi tocamos el cielo con los dedos, porque éramos un país extraordinariamente prospero, habíamos llegado a unos niveles de renta per cápita de más de 30 mil dólares, había una cantidad de empleo extraordinario; fuimos los fundadores de la moneda de la UE, teníamos mucha influencia en el mundo, pero hay que persistir en las buenas políticas, hay que respetar la reglas, que es lo que no hicimos nosotros”, concluyó.