Archivo

Las 10 empresas que tienen todo para debutar en la Bolsa

01 febrero 2014 10:7 Última actualización 11 noviembre 2013 6:1

[Algunas empresas facturan mil 500 mdp al año y tienen una penetración de mercado de más 60% / Bloomberg] 


 
Miguel Ángel Pallares
 
 
Alpura, La Costeña, José Cuervo, Gayosso, Interjet, Vinte, Cinépolis, Omnilife, Mabe y Helvex son 10 corporativos que tienen el tamaño y las características para hacerse públicas mediante una Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).
 
 
Sin embargo, su debut en el mercado dependerá de factores como la valuación de sus títulos, estrategia de crecimiento, requerimientos de capital y de la voluntad de los accionistas de control para compartir información, e incluso, el “timón de su barco”.
 
 
Entre las 10 compañías hay algunas que registran ventas desde los mil 500 millones de pesos al año y otras, más de 50 mil millones, poseen participaciones de mercado de 15 y hasta más de 60 por ciento, según lo que han revelado sus propios directivos en diversos encuentros o entrevistas.
 
 
En el caso de Gayosso, Interjet, Vinte, Cinépolis, Omnilife y Mabe, la intención de cotizar en la bolsa ha sido confirmada por sus ejecutivos, pero otras como La Costeña han desechado esa posibilidad.
 
 
“Efectivamente hay empresas grandes como las mencionadas y algunas de ellas ya han estado en la bolsa como José Cuervo que tuvo deuda y son empresas que podrían pensar en fondearse en el mercado ya sea con capital o deuda. Desde hace algunos años hemos platicado en su mayoría con todas ellas, mencionándoles gran parte de los beneficios adicionales al financiamiento”, aseveró Francisco Valle, director de promoción y emisoras de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).
 
 
Hasta el 8 de noviembre de este año, la BMV registró un nivel récord en el número de colocaciones accionarias con un monto de 159 mil 285 millones de pesos, luego que 18 empresas, incluyendo a Grupo Sanborns, Grupo Lala, Cultiba, Ienova, Hoteles City Express, OHL México, Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA), Grupo Financiero Banorte, Volaris e Interacciones, entre otras, realizaron ofertas públicas en el mercado de capitales.
 
 
“Para el próximo año, difícilmente vamos a igualar el número de colocaciones de 2013, aunque el 2012 fue un buen año con 10 emisiones. Todavía tenemos varios trámites para este año, estamos hablando de alrededor de siete colocaciones en proceso, por ejemplo, está por colocarse Fibra Sendero, pero de aquí al cierre de este año vamos a tener tres colocaciones adicionales para cerrar el año con 21 o 22 en total”, explicó el directivo de la BMV.
 
 
Analistas explicaron que actualmente el mercado mexicano sigue siendo atractivo por los múltiplos que se están pagando, es decir, las empresas reciben un buen precio por sus acciones y eso no pasa todos los años, sin embargo, las estrategias de las compañías y los retos contables, representan las principales barreras para las nuevas colocaciones.
 
 
“Todas estas empresas son bastante profesionales y la pregunta es para qué cotizar en la bolsa, no es que les falta institucionalizarse. Una empresa se enlista para levantar capital, recoger dinero e invertir en proyectos específicos o hacer adquisiciones, porque muchas de esas empresas generan mucho dinero. Sí hay un clima muy optimista relacionado con México, por eso han salido Lala o Cultiba y no me sorprendería ver a otras del sector consumo, Fibras o energía”, explicó Alan Alanis, analista de la correduría J.P. Morgan.
 
 
Sergio Leal, director general de Grupo Vinte, ha señalado que el mercado accionario es una alternativa atractiva de financiamiento y que muchas empresas no acceden a éste por desconocimiento. La viviendera tiene colocada deuda en la BMV y tiene como meta listar acciones hacia 2015 o 2016.
 
 
A mediados de junio de 2011 Interjet, la aerolínea que preside Miguel Alemán Velasco, vio frustrado su intento de hacerse pública. El difícil entorno por el que atravesaban los mercados financieros le impidió concretar una oferta pública de acciones por un importe de alrededor de 300 millones de dólares.
 
 
Sin embargo, la administración del grupo no ha quitado el dedo del renglón y ha dicho que saldrá cuando encuentre las condiciones óptimas en los mercados. La empresa ha realizado un pedido fuerte de aviones, por lo que requerirá de capital para fondear esta operación, hasta ahora ha venido colocando deuda en la Bolsa Mexicana de Valores.
 
 
Nadro, distribuidor de medicamentos, que estuvo muchos años en la BMV y que fue deslistada, ha manifestado su interés de regresar al mercado. Aunque no es un plan de corto plazo, dijo hace unas semanas a EL FINANCIERO su presidente, Pablo Escandón Cusi.
 
 
 
 
Compartir información, todo un paso
 
Marco Oviedo, analista de Barclays Capital, consideró que el principal obstáculo para que una empresa privada se convierta en pública es estar reportando de manera consistente sus estados financieros, ese es el temor al que muchas se enfrentan porque son de estructuras familiares y temen dar ese paso. “Actualmente hay cierta incertidumbre económica en las empresas por la reforma hacendaria, pero por otra parte el mercado está siendo atractivo y los múltiplos están elevados y cuando están en estos niveles a las empresas les interesa salir, pero también dependerá de qué tanto apetito haya por ellas”, dijo Karla Beatriz Peña de Scotiabank.
 
Para Areli Villeda, analista de Multiva, hay varias empresas que no están interesadas en financiarse a través del mercado de valores, como el caso de La Costeña, a pesar de tener el tamaño y una importante presencia en el mercado mexicano de conservas.