Archivo

Lagarde ve el nacimiento de una nueva economía mundial

12 febrero 2014 6:12 Última actualización 24 enero 2013 9:10

 [Reuters] La directora del FMI destaca el reacomodo geográfico del poder económico y el protagonismo de los jóvenes. 


 


Redacción Online
 
Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) afirma que la economía global está a punto de entrar en una nueva etapa, impulsada por una generación que enarbola nuevos valores.
 
Durante su intervención en el Foro Económico Mundial de Davos (WEF, por sus siglas en inglés), Lagarde refirió que "Este año será crucial para superar la crisis, pero además es la antesala de una nueva economía global, marcada no sólo por un reacomodo del poder económico y geopolítico, sino por rápidos cambios en el entorno y nuevos modelo ideológicos", sostuvo.
 
Y advirtió que, si bien la economía mundial da signos de estabilización en el último año, la recuperación aún es débil y la incertidumbre es todavía alta.
 
Recordó que, tal como publicó el organismo el martes, no se espera un crecimiento significativo con respecto al año pasado, "las presiones a corto plazo se han aliviado, pero a largo plazo se mantienen".
 
"Hemos evitado el colapso, pero también tenemos que prevenir una recaída", para lo cual 2013 será un año determinante.
 
La directora reiteró el llamado a los líderes mundiales, realizado el pasado 17 de enero, a combatir la incertidumbre, lo cual, refirió, significa:
 
• Para Europa, hacer efectivos sus cortafuegos, consolidar la unión bancaria y realizar los ajustes fiscales y presupuestarios necesarios.
• Para Estados Unidos, superar la crisis política para elevar el techo de deuda y reducir su nivel de deuda (lo cual aplica también para Japón).
Las economías en desarrollo tienen mejores perspectivas a pesar de la falta de decisión del mundo desarrollado.
 
Lagarde destacó aspectos que, a nivel global, favorecen las perspectivas a futuro y plantean un escenario positivo para superar los retos actuales, entre ellos están:
 
• El empoderamiento de los individuos, la inclusión de las mujeres y el fortalecimiento de un sentido de comunidad global.
• Un reacomodo en el poder económico y político.
• El cambio radical en la pirámide demográfica (el 60% de la población de Medio Oriente y África del Norte tiene menos de 30 años).
 
Por otra parte, el aumento en la vulnerabilidad por la escasez de recursos y el cambio climático, con el potencial de provocar desequilibrios económicos y sociales, es el aspecto gris del panorama.
 
La exministra francesa destacó la fortaleza derivada de contar con una sociedad global más interconectada, que "piensa diferente y está más cercano a la democracia, la inmediatez y el alcance de las redes sociales".
 
"Piénsenlo: Twitter y Facebook tienen alrededor de 1,000 millones y 500 millones de usuarios, respectivamente, si fueran países serían el tercer y cuarto país más grande del mundo", sostuvo.
 
La fortaleza de la nueva generación recae esencialmente en 3 elementos:
 
• Gran apertura
• Mayor inclusión
• Mejor rendición de cuentas
 
Así, detalló la funcionaria, actualmente podemos ver a individuos más comprometidos con su entorno, más tolerantes ante la diversidad y más demandantes de transparencia gubernamental.