Archivo

La economía de Guanajuato crecerá el doble que el país en su conjunto

06 febrero 2014 6:54 Última actualización 29 noviembre 2013 5:54

 [Expectativas de crecimiento, limitadas por la reforma hacendaria: SDES / Bloomberg] 


 
Perla Oropeza
 
 

Gracias a las nuevas inversiones, sobre todo en el sector automotriz, Guanajuato cerrará este año con un crecimiento en su Producto Interno Bruto de entre 2 y 2.5 por ciento, estimó el secretario de Desarrollo Económico Sustentable, Héctor López Santillana, quien consideró que aunque es insuficiente en relación con las necesidades, “supera más de dos veces la media nacional”.
 
 
Para 2014, indicó, antes de la reforma hacendaria se tenía la proyección de lograr un crecimiento de 3.5 a 4.0 por ciento. Sin embargo, “todavía estamos viendo, analizando los impactos que va a tener la reforma hacendaria y estamos expectantes de qué va a pasar con la reforma energética, son dos factores que nos van a impactar. Estamos haciendo varios escenarios”.
 
 
Comentó que hay tres aspectos que preocupan de la reforma hacendaria. En primer lugar, los gravámenes establecidos a las importaciones temporales, cuyo efecto dependerá de la forma en que se defina el reglamento respectivo. Y es que, añadió López Santillana, buena parte de las empresas que se están estableciendo en Guanajuato dirigen su producción a los mercados internacionales. “En números cerrados, una tercera parte se queda en el mercado doméstico y dos terceras partes va a los mercados internacionales.”
 
 
Expuso que “si se gravan con el IVA las importaciones temporales, y esto está dependiendo mucho de la formulación del reglamento, podrían provocar mayores necesidades de capital de trabajo de las empresas y por lo tanto restringir sus inversiones; ése es un tema que nos preocupa y estaremos muy atentos a ver cómo se va a resolver”.
 
 
En segundo lugar, preocupa cómo van a reaccionar los inversionistas internacionales sobre el tema de la gravación de utilidades y es difícil explicarles por qué sólo el 57 por ciento de las prestaciones van a ser deducibles y no la totalidad.
 
 
Por último, añadió, también inquieta a los empresarios, sobre todo a los extranjeros, la responsabilidad que los inversionistas van a asumir en materia de auditorías o de revisiones fiscales. Eso se verá hasta que se precisen los términos en el reglamento del Código fiscal y, podría estar alentando o desalentando la presencia de mayor inversión extranjera.