Archivo

La ciudad de México debe ajustarse a la realidad urbana

12 febrero 2014 4:27 Última actualización 18 mayo 2013 10:21

[Cuartoscuro] INFORME ESPECIAL. El estado 32, un debate rebasado, afirma. 


Rivelino Rueda

Al asegurar que "está rebasado" el debate sobre si la capital del país se tiene que convertir en el estado 32 de la República, el presidente de la Comisión del Distrito Federal del Senado, Mario Delgado Carrillo, señala que en la discusión de la reforma política para la Ciudad de México se necesita una combinación de todas las propuestas en la materia que se han presentado.

El senador del PRD puntualiza que esta reforma debe ir más allá del marco institucional que tradicionalmente se ha pensado para la metrópoli, es decir, "el debate no sólo debe ser si es otro estado y municipios, porque esas figuras están rebasadas por la nueva realidad urbana".

"Es un falso debate esto de si el DF se convertirá en el estado 32 y sus jefaturas delegacionales en municipios, más bien el debate debe estar en cómo se va a gobernar y a organizar mejor esta ciudad", enfatiza.

Delgado Carrillo afirma que la idea es avanzar a una ciudad con el mismo estatus jurídico que Washington D.C., es decir, "una ciudad capital en cuanto a su relación con la Federación".

Y agrega: "La ciudad tiene que ir hacia instituciones metropolitanas, en lugar de enfocarse al municipio tradicional, porque entonces sería una regresión".

En entrevista con EL FINANCIERO, el perredista apunta que en la discusión de esta reforma también se debe poner en el centro los temas de la división política, administrativa y territorial.

Como ejemplo, el congresista del sol azteca indica que en este debate se debe plantear si todavía hay lógica en tener una jefatura delegacional con casi dos millones de habitantes, como Iztapalapa, y otra con menos de 150 mil como Cuajimalpa.

"Aquí la lógica es cómo se le va a garantizar a los ciudadanos mejores servicios públicos, como seguridad, transporte eficiente, agua potable, drenaje o recolección de basura, entre muchos otros", añade.

El también exsecretario de educación del gobierno capitalino comenta que la legislación en la materia representa un gran reto, no sólo en el debate que se ha dado a lo largo de muchos años sobre la recuperación del derecho de los habitantes de la Ciudad de México, sino en cómo gobernar grandes urbes como el Distrito Federal.

Delgado descarta además que las sedes de los Poderes de la Unión cuenten con una delimitación territorial establecida, y que ésta sea considerada zona federal, ya que "las secretarías de Estado están dispersas en varias colonias de la ciudad, por lo que no puede circunscribirse a un territorio esa condición, es decir, la Ciudad de México es la capital de la República y es el asiento de los Poderes, hasta ahí".

La Constitución

Mario Delgado detalla que la reforma política del DF tiene que definir, entre otras cosas, el cómo formar un Congreso constituyente, quiénes deberían integrarlo y con qué carácter, y cómo se aprobaría la Constitución de la capital del país.

Expone que en caso de que se apruebe esta reforma en el periodo ordinario de sesiones previsto para septiembre-diciembre de este año en el Congreso de la Unión, el proceso para que entre en vigor esta ley y la capital del país cuente con una constitución propia, "puede llevarse de dos a tres años, por eso es necesario que se apruebe este ordenamiento antes de que termine 2013".

Información proporcionada por El Financiero Diario.