Archivo

La banca y el mercado bursátil, en la mira para financiamiento

06 febrero 2014 3:49 Última actualización 07 enero 2014 5:18

 [Directivos de casas de bolsa confían que 2014 será otro año récord / Cuartoscuro]


 
 
Clara Zepeda
 

Para este año, el financiamiento para la actividad productiva en México va a ser un mezcla de crédito y de emisiones en mercados nacionales, prevén directores de casas de bolsa y autoridades financieras.
 

Intermediarios que operan en México se muestran optimistas, expresando su confianza en ñas señales de crecimiento de México y Estados Unidos.
 

Confiados en la marcha de la economía nacional y el rumbo que está tomando el concierto internacional se muestran Pablo Aspe, director general de Scotiabank Casa de Bolsa; Eduardo Navarro, director general de Acciones y Valores Banamex Casa de Bolsa (Accival); Raúl Martínez, director general de Barclays en México, y Jaime González, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
 
Al cuestionarles sobre las condiciones de financiamiento, ¿Qué va a ser más conveniente: dirigirse a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) o endeudarse con los bancos?, los directivos coincidieron que este año por la reforma financiera va a ser un mezcla de deuda bancaria además de emisiones en Bolsa, y siguiendo el antecedente récord en el mercado bursátil del 2013.
 
En la medida que los canales de emisión se normalicen y que las tasas de referencia no suban demasiado en el futuro cercano, especialmente en el mercado estadounidense, las empresas buscarán recursos en mercados internacionales, aseguraron.
 

Durante el 2012 y el 2013 se registraron un importante número de colocaciones tanto de capital, deuda, ofertas sucesivas (Follow-on) y certificados de capital de desarrollo (CKDes) en la BMV, por lo que “esperamos que, a pesar de la volatilidad de los mercados, las colocaciones continúen fuertemente en el 2014”, estimó Aspe.
 
El presidente de la CNBV espera que el 2013 no sólo sea excepcional en la Bolsa Mexicana de Valores, sino que constituya una trayectoria de crecimiento que se mantenga en el futuro. Asimismo, destacó que la reforma financiera no solo influirá en los bancos, sino también para instituciones de ahorro y crédito popular, a fin de que haya mayores incentivos y más crédito.
 

De acuerdo con Raúl Martínez de Barclays, el 2013 fue un año histórico para la emisión de deuda internacional, a pesar de que los mercados se cerraron dos meses, finales de mayo, junio y principios de julio, por la sugerencia del recorte de estímulo de la Reserva Federal, con movimientos de 100 puntos base de una semana a otra.
 

Con crédito bancario o emisiones bursátiles, la meta es “buscar buenas historias de crecimiento como una decisión de inversión –Infraestructura demandará recursos de manera importante. El sector energético también–.
 

“El incremento en el déficit come recursos disponibles para el sector privado, pero puede ser complementados en el mercado internacional”, explicó Martínez.
 

Navarro destacó que vivimos un buen momento, confiando que las reformas aporten al crecimiento y se cuenta con más espacio para ofrecer al mercado.