Archivo

Kerry elogia a Assad y a ONU por pronta destrucción de armas químicas

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 07 octubre 2013 10:35

  [John Kerry participó en la cumbre de la región Asia-Pacífico en Indonesia./Reuters] 


 
Reuters

BEIRUT.- El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo que el trabajo del domingo fue un buen comienzo y elogió extrañamente a Assad, un líder que Washington insiste en que perdió legitimidad al responder con la fuerza a una serie protestas contra su Gobierno que surgieron en marzo del 2011.

"Creo que es extremadamente significativo que ayer, domingo, a una semana de que se haya aprobado la resolución, algunas armas químicas ya estén siendo destruidas", dijo Kerry en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en el marco de una cumbre de la región Asia-Pacífico en Indonesia.

"También pienso que es un crédito para el régimen de Al Assad cumplir rápidamente, como se supone que lo hará", dijo. "Es un buen comienzo, y deberíamos dar la bienvenida a un buen comienzo", añadió Kerry.

Kerry dijo que él y Lavrov también hablaron en profundidad de las formas de llevar a las partes enfrentadas en Siria a las estancadas negociaciones de paz, que ahora está previsto que se realicen el mes que viene en Ginebra.

"Hoy comprometimos nuevamente esfuerzos muy específicos para avanzar en el proceso de Ginebra lo más rápido posible", dijo Kerry, quien agregó que habrá una reunión con el enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Lakhdar Brahimi, que buscará definir la fecha para la conferencia de paz.

En tanto, un funcionario de la misión internacional que controla la eliminación de las reservas químicas dijo que Damasco había tenido un excelente comienzo.

El funcionario describió las operaciones del domingo, en las cuales las fuerzas sirias usaron maquinarias para quemar y eliminar ojivas de misiles y bombas inutilizables.

No obstante, dijo que esto era sólo el comienzo del trabajo que se prevé que durará hasta mediados de 2014 y que requiere la cooperación de todas las partes.

"Fue un primer día excelente, con acento en la palabra 'primer'", dijo a Reuters por teléfono desde Damasco el funcionario, que pidió no ser identificado.

El Gobierno de Assad, que combate en una guerra civil en la cual más de 100 mil personas han muerto, acordó destruir las armas químicas luego de que un ataque con gas sarín en las afueras de la capital provocara la muerte de cientos de ciudadanos en agosto.