Archivo

JFCA da plazo de 5 días a Aeroméxico para hacer valer Contrato B

06 febrero 2014 7:13 Última actualización 16 diciembre 2013 16:14

[La ASSA mantiene su emplazamiento a huelga para el 22 de diciembre. / Cuartoscuro / Archivo] 


 
 Zenyazen Flores
 
Pese a que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) suspendió hace una semana el Contrato B de Aeroméxico para sobrecargos de nuevo ingreso, el tribunal laboral dio un giro de timón y decidió dejar sin efectos el resolutivo que había favorecido a la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA). 
 

Sin embargo, para que surta efecto el nuevo resolutivo, es decir, que Aeroméxico tenga la oportunidad de hacer valer el Contrato B, la JFCA condicionó a la empresa a que cumpla dentro del plazo de cinco días dos requisitos:
 

Primero, la presentación de una contragarantía económica por la cantidad de cinco millones 743 mil 840 millones de pesos y, segundo, que la empresa acuda a la junta para fijar las medidas necesarias para salvaguardar los derechos laborales de los sobrecargos antiguos y de los que han ingresado con posterioridad al 20 de agosto de 2013.
 

De cumplir Aeroméxico con los requisitos, podría hacer valer el laudo emitido por la JFCA el pasado 20 agosto en el que se avaló la creación de un Contrato B que, de acuerdo con la ASSA, reduce hasta en 60 por ciento salario y condiciones generales de trabajo de los nuevos sobrecargos.
 

Ricardo del Valle, secretario general de la ASSA, señaló que la presentación de la contragarantía económica que la Junta impone a la empresa, “es jurídicamente improcedente y es una medida dilatoria que va acompañada de una ampliación de días hábiles para que la empresa pueda efectuarla”.
 

Aunque el tema del Contrato B no es la causa “jurídica” por la que la ASSA emplazó a huelga a Aeroméxico, el sindicato matizó que sigue vigente para el próximo 22 de diciembre a las 24:00 horas, ya que hay falta de resolución en violaciones contractuales en las que incurre la empresa.
 

La ASSA realiza este día una asamblea general extraordinaria para analizar las acciones que realizarán tras el revés que recibieron de la JFCA.