Archivo

Izquierda puede hacer consulta, pero reforma energética es inaplazable: Coldwell

06 febrero 2014 7:3 Última actualización 21 noviembre 2013 16:34

[El titular de la Sener, Pedro Joaquín Coldwell, pidió al sector privado difundir los beneficios de la reforma. / Édgar López] 


 
Notimex
 
 
El Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró que la izquierda mexicana opositora a la reforma energética "está en su derecho de pedir una consulta pública". Sin embargo, advirtió que este cambio estructural no puede ni debe esperar más, ya que se pondría en riesgo la competitividad del sector.
 
 

"No estamos en plan de pelear, sino de dialogar. Nos parece que las razones de la izquierda tienen todo el derecho a expresarse, como también las voces que están a favor", reiteró el titular de la Secretaría de Energía (Sener) en el marco del "XX Congreso del Comercio Exterior Mexicano".

 

Por ello, hizo un llamado al sector privado para que éste difunda los beneficios de la reforma energéticaentre los diferentes grupos de la sociedad.
 
 

En el evento, organizado por el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), reconoció que "el país está en tendencia decreciente en sus productos petrolíferos", por lo que "está en peligro la seguridad energética".
 
 

Asimismo, manifestó que es importante que las voces que están a favor de la reforma también se manifiesten: "Hay muchos mexicanos que conocen este panorama y que saben de los beneficios que traerá a México una modernización del marco regulatorio en materia de hidrocarburos".

 

Coldwell insistió que de llevarse a cabo una reforma energética "profunda" se podrían observar resultados claros durante el desarrollo del presente sexenio, a partir de dos años después de la aprobación de las leyes reglamentarias.

 

"Nosotros creemos que en este sexenio, aun cuando la reforma energética requiera tiempo para su implementación, podremos generar 500 mil empleos nuevos y crecer 1.0 más del PIB; aumentar la producción de medio millón de barriles diarios más y legar a una tasa de restitución de reservas superior a 100 por ciento", expresó.

 

Cuestionado sobre la posibilidad de que una vez aprobada la reforma energética se terminen los gasolinazos, reconoció que ciertamente habría reducción en precios de gas, fertilizantes y luz.

 

Sin embargo, aclaró que el caso de las gasolinas es especial, y explicó que el año pasado el subsidio para estos energéticos fue de 220 mil millones de pesos. "Es un subsidio que favorece muy poco a los más pobres", abundó.
 

 
Por otra parte, el funcionario sostuvo que el costo de las alertas críticas provocaron que el año pasado la Comisión Federal de Electricidad (CFE) acudiera al diesel y combustoleo que son seis y cuatro veces más caros que el gas, respectivamente.
 

 
También recordó que se analiza en el Congreso la creación de un fondo petrolero que permita que una parte del incremento de la renta petrolera se destine al ahorro público de largo plazo en México.

 

"Se está trabajando en el diseño de este fondo, el cual podría ser creado en la medida que cambiemos el modelo regulatorio, y nos permita que la renta petrolera, en lugar de descender, como consecuencia de una baja producción, suba a partir de incrementarla", concluyó.