Archivo

Irán y potencias mundiales cerca de un acuerdo nuclear: Rusia

06 febrero 2014 6:57 Última actualización 16 noviembre 2013 17:40

   [Es posible lograr un convenio cuando los negociadores se reúnan en Ginebra el 20 de noviembre: EU / Bloomberg] 


 
Reuters

Moscú.- Las potencias mundiales e Irán están cerca de un acuerdo preliminar para frenar el programa nuclear de Teherán y no deberían dejar pasar una "muy buena oportunidad" de lograrlo, dijo el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en comentarios transmitido este sábado.
 
Sus optimistas palabras en una entrevista en televisión se conocen un día después de que un funcionario estadounidense de alto rango dijo que era posible lograr un acuerdo cuando los negociadores se reúnan en Ginebra el 20 de noviembre.
 
Los seis países que negocian con Irán esperan que las conversaciones puedan producir un acuerdo que sería el primer paso hacia un tratado detallado para poner fin a una disputa de una década con Teherán y brindar garantías de que la República Islámica no construya armas nucleares.
 
"Nuestra impresión común es que hay una muy buena oportunidad que no podemos dejar pasar", dijo Lavrov sobre una reciente discusión con la jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, cuando se le preguntó sobre si las negociaciones en Ginebra podrían tener éxito.
 
"Los pasos que deben tomarse para calmar la situación y crear las condiciones para una resolución final del problema nuclear iraní son claras para los seis países y para Irán", dijo en una entrevista con TV Tsentr, con sede en Moscú.
 
"Es un tema de poner esto en el papel de forma correcta, de una manera precisa y con respeto mutuo", agregó.
 
Ashton representa a las seis potencias mundiales que buscan frenar el programa nuclear de Irán -Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania- en las negociaciones con Teherán.
 
Las negociaciones del 7 al 9 de noviembre no produjeron un acuerdo, pero "confirmaron que por primera vez en muchos años, tanto los seis países como Teherán están listos no sólo para presentar posiciones que en la mayoría de los casos no se intersectan, sino para hallar puntos de intersección", dijo Lavrov.
 
"Estos puntos han sido determinados, y ahora no hay desacuerdos fundamentales sobre qué temas deben ser resueltos en la práctica", comentó, según una transcripción de la entrevista del Ministerio de Relaciones Exteriores.
 
El no entregó detalles. Irán quiere un alivio de las sanciones de Estados Unidos, la Unión Europea y Naciones Unidas impuestas por violar las resoluciones que le exigen detener el enriquecimiento de uranio y otras actividades nucleares delicadas que podrían ser utilizadas para la fabricación de armas.
 
Irán niega que quiera desarrollar armas atómicas e insiste en que su programa nuclear está dedicado exclusivamente a la generación pacífica de electricidad y otros usos civiles.
 
Rusia, que construyó la primera planta de energía nuclear de Irán y tiene una relación más cálida con Teherán que Estados Unidos, además respalda el deseo de Irán de que se reconozca su derecho de enriquecer uranio y se opone a cualquier sanción adicional.
 
Irán ha dejado de expandir su capacidad de enriquecimiento de uranio bajo el presidente Hassan Rouhani, quien reemplazó a Mahmoud Ahmadinejad en agosto, mostró el jueves un reporte de la Agencia Internacional de Energía Atómica.