Archivo

Inviable cobrar el gas mediante tarjetas bancarias: Amexgas

12 febrero 2014 5:28 Última actualización 23 abril 2013 15:54

[Bloomberg] Destacan que solo una cantidad minúscula utiliza terminales bancarias para realizar sus cobros. 


Notimex
 

El director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado de Petróleo (Amexgas), Octavio Pérez, consideró inviable cobrar el gas mediante tarjetas bancarias, luego que el uso de los sistemas electrónicos para ello resulta caro.


En entrevista con Notimex, destacó que solo una cantidad minúscula utiliza terminales bancarias para realizar sus cobros, debido a que representa un costo muy alto con respecto al margen de comercialización de los distribuidores.


"Aunque se quisiera, resulta a veces incluso prohibitivo el compartir nuestro margen con el dueño de la terminal, por ello es que no se usan", subrayó.


Expuso que tradicionalmente los bancos hacen un cobro de comisión por cada cargo a tarjeta, que puede variar de 2.0 a 2.5%, de manera que si se considera la reducida tarifa por distribución, resulta incosteable contar con una terminal.


Explicó que la industria del gas LP siempre ha considerado que existe un problema estructural con respecto a los bancos de México.


Por ello, en el marco de la próxima Convención Nacional Bancaria 2013 que se celebrará el 25 y 26 de abril en Acapulco, Guerrero, el director de Amexgas señaló que la banca debe recuperar su vocación de prestar dinero y obtener un interés por ello y dejar de basar sus utilidades en comisiones.


"Nosotros creemos que si los bancos quieren ser una parte fundamental del crecimiento del país, tienen que cambiar nuevamente y volver a su vocación original de pagar intereses por el ahorro y cobrar por prestar ese dinero", aseveró.


En ese sentido, expuso que existen muchas áreas de oportunidad en el sector del gas LP, por ello la importancia de contar con fuentes de crédito "y la verdad es que en este país son muy limitadas".


Por esa razón, los distribuidores de gas no han considerado a la banca como un factor de desarrollo, a lo que insistió en que es necesario que los bancos vuelvan a su vocación de prestar dinero y obtener un interés por ello y dejar de basar sus utilidades en comisiones.