Archivo

Interponen 172 diputados recurso de anticonstitucionalidad contra reforma hacendaria

06 febrero 2014 3:49 Última actualización 14 enero 2014 14:2

[Ricardo Mejía Berdeja, de Movimiento Ciudadano, dijo que promoverán amparos contra el impuesto de 8 por ciento a la comida "chatarra". / Cuartoscuro / Archivo] 


 
Enrique Villagómez/Corresponsal
 
 
ACAPULCO.- Ciento setenta y dos diputados federales interpusieron un recurso de anticonstitucionalidad contra la reforma hacendaria, porque “lesiona gravemente la economía familiar” al provocar una escalada de precios en productos y servicios, señaló Ricardo Mejía Berdeja, vicecoordinador del grupo parlamentario del Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados.
 
 
La acción de inconstitucionalidad es contra la homologación del IVA en la frontera, la deducibilidad de los gastos de un profesionista y el régimen de incorporación fiscal.
 
 
También van a promover amparos contra el impuesto del 8 por ciento a alimentos chatarra y por los aumentos en energía eléctrica y gas.
 
 
“Con el incremento en el impuesto a la llamada comida chatarra y el aumento a los combustibles, lo único que se provocó fue una escalada de precios en productos y servicios, dándole de paso la excusa perfecta a los empresarios para justificar dichos aumentos”.
 


En conferencia de prensa que ofreció en este destino de playa, el legislador federal acusó al gobierno federal por usar al Servicio de Administración Tributaria (SAT) como “ariete político” para premiar a quienes se portan bien con el gobierno y sancionar a sus detractores.
 

El diputado federal indicó que también va a insistir desde la Cámara de Diputados para que el SAT retire de internet la lista de los contribuyentes incumplidos, “porque está plagada de inconsistencias y errores” y va a exigir que publique la lista de los contribuyentes a los que les fueron condonadas sus deudas.
 
 
“Nos parece que el gobierno quiere utilizar al SAT como un ariete político para sembrar terror en ciertos ciudadanos que puedan ser exhibidos, y por otro lado ser muy blando, muy generoso con los aliados del régimen, las grandes empresas”, dijo.