Archivo

Intenta Telmex eludir la regulación de la reforma

06 febrero 2014 3:46 Última actualización 16 enero 2014 5:2

 [Un juzgado del DF suspendió la separación de activos de la empresa telefónica por solicitud de una filial de Televisa / Bloomberg]


 
 
 
Redacción
 
 
Telmex diseñó una estrategia de escisión de activos para eludir la regulación asimétrica que le impondrá el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) antes del próximo 9 de marzo, como consecuencia de la reforma constitucional en telecomunicaciones, dijeron expertos.
 
Según el decreto constitucional que se promulgó el 10 de junio del 2013, Telmex podría ser sujeto de dos regulaciones que afectarían su cuota de mercado en el país. La primera es la relacionada con las obligaciones asimétricas que el regulador podrá imponerle una vez que determine su carácter de agente preponderante del mercado de telecomunicaciones.
 
La segunda está relacionada con la desagregación de la red, una medida que obligará a Telmex a compartir el enlace de última milla, aquel que va de las centrales telefónicas a los hogares, con terceros a cambio de una prestación regulada también por el IFT.
 

En agosto pasado, Telmex informó, a través del Diario Oficial de la Federación, que su asamblea de accionistas aprobó desde el 30 de julio la escisión de la telefónica, filial de América Móvil, propiedad de Carlos Slim.
 
La operación consistió en que Telmex aportó en bloque parte de su activo, pasivo y capital a una nueva sociedad escindida, la cual se denominó Empresa de Servicios y Soporte Integral (ESSI GC). En el momento en que dicha nueva empresa se constituya Telmex se comprometió a aportar 35 millones 870 mil pesos.
 
Las principales empresas sobre las que ESSI GC adquirirá el control son Alquilador de Casas (Aldeca), Compañía de Teléfonos y Bienes Raíces (CTBR) y Renta de Equipo (RESA).
 
Sin embargo, las autoridades frenaron la escisión de Telmex.
 

El pasado 7 de enero el Juez Segundo de lo Civil del Distrito Federal decretó la suspensión del proceso de escisión de las subsidiarias de Telmex, después de una solicitud promovida por la empresa Bestphone, filial de Grupo Televisa, en su calidad de acreedor, dijo una fuente cercana al proceso.
 

Analistas comentaron que, en una segunda etapa, Telmex podría aportar todos los inmuebles –que comprenden centrales telefónicas, cableados, postes y ubicaciones de fibra óptica–, a un Fideicomiso de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibra). Después, accionistas de América Móvil estarían en posibilidad de obtener, de manera personal, los certificados bursátiles que representan los derechos sobre esos bienes, sacándolos de los activos de la empresa.
 
“De esta manera se saca del control corporativo a toda la red de Telmex y, por lo tanto, se queda fuera de la regulación del IFT, indicó un especialista que pidió el anonimato.
 

Ernesto Piedras, director de la consultoría The Competitive Intelligence Unit (The-CIU), consideró positivo el fallo de suspensión en contra de Telmex, dado que de esa forma el operador no puede evadir sus obligaciones como agente económico dominante.
 

“Eso me parece sensacional, porque la privatización de Telmex se hizo como una unidad integral y el título de concesión así lo contempla”, expresó.
 
Añadió que Telmex comenzó a fraccionarse hace cinco años cuando decidió formar el negocio de Telmex Internacional y segmentó los ingresos de Larga Distancia Internacional. Más tarde, puso en marcha Telmex Social, una unidad creada para atender las zonas rurales.
 

Cortina de humo
 

Directivos de Telmex declararon en diversas ocasiones que la escisión acordada por su asamblea sólo está relacionada con el negocio inmobiliario y deja fuera el de telefonía y telecomunicaciones.
 

No obstante, una investigación realizada por este diario reveló que las empresas que forman parte de la nueva sociedad escindida (Empresa de Servicios y Soporte Integral, ESSIGC) tienen entre sus activos las centrales telefónicas y la propia red.
 
Alquiladora de Casas, Compañía de Teléfonos y Bienes Raíces, y Renta de Equipo, han manifestado ante la Semarnat, gobiernos estatales y del DF, estar relacionadas directamente con los servicios de telefonía y telecomunicaciones.
 

Daniel Hajj, director general de América Móvil, aseguró en julio pasado en una conferencia con analistas que las escisiones de Telmex no estaban “directamente” relacionadas con sus servicios de telecomunicaciones.
 

Ese mismo mes del año pasado, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) aseguró no contar con información relacionada con la escisión de Teléfonos de México.