Archivo

ING podría pagar rescate estatal dos años antes de lo previsto

06 febrero 2014 7:0 Última actualización 06 noviembre 2013 9:44

[ING podría ser una de las primeras víctimas europeas de la crisis en pagar un rescate estatal. / Reuters]  


 

Reuters
 
AMSTERDAM.- ING dijo que debería completar su reestructuración dos años antes de lo previsto, lo que significa que el banco y grupo asegurador holandés podría ser una de las primeras víctimas europeas de la crisis mundial del 2008 en pagar un rescate estatal.
 
Liberarse de un rescate estatal es visto como un paso importante para ING, ya que permitiría poner fin a una traba europea para realizar adquisiciones y otorgaría una mayor flexibilidad de precios para que el banco pueda competir con mayor facilidad.
 
Los principales bancos de Estados Unidos han reembolsado en meses gran parte de la ayuda de emergencia gubernamental brindada durante la crisis, lo que les ha permitido seguir siendo competitivos. Sin embargo, en Europa les está costando años cancelar una serie de rescates que se extienden desde Bélgica a Grecia.
 
Al igual que sus rivales holandeses ABN Amro y Rabobank, ING tenía una fuerte presencia internacional al momento de la crisis financiera, con una red mucho mayor que su pequeño mercado interno.
 
Tanto ING, rescatado por el Estado holandés con una inyección de capital de 10 mil millones de euros (13 mil 500 millones de dólares), como ABN Amro, que fue nacionalizado, se vieron obligados a reducir sus imperios globales para centrarse en Europa, donde el sector bancario se ha visto afectado por un débil crecimiento económico.
 
Sin embargo, ING reportó hoy una ganancia mejor de la esperada de 101 millones de euros en el tercer trimestre, canceló otro tramo de ayuda estatal y dijo que había avanzado en la diversificación de activos tal como se estipula en el plan de reestructuración.
 
"En virtud de un nuevo acuerdo con la Comisión Europea, la reestructuración total de ING Group ahora será completada dos años antes, a fines del 2016", dijo el presidente ejecutivo del grupo, Ralph Hamers, en un comunicado.
 
Hamers dijo que la venta de las unidades asiáticas de ING de gestión de inversiones y seguros estaba casi completa. El grupo está además encaminado en sus planes para llevar a cabo una oferta pública inicial (OPI) de su división de seguros en Europa.
 
Esa OPI incluirá la división japonesa de seguros de vida de ING, evitando una venta de liquidación o un precio reducido por una unidad que ha sido difícil de vender de forma separada.
 
"El Estado holandés informó a la Comisión (Europea) que ING no será capaz de vender su filial ING Life Japan a fines de diciembre del 2013", dijo la Comisión Europea en un comunicado.
 
"En su lugar, el Estado holandés propuso integrar ING Life Japan en el proceso de venta de ING Insurance en Europa", agregó el brazo ejecutivo de la Unión Europea.
 
Las acciones de ING subieron el miércoles más de 6 por ciento hasta alcanzar un nuevo récord de 9.879 euros, su nivel más alto desde la crisis. A mediodía, los papeles del prestamista ganaban 4.89 por ciento.