Archivo

Industriales reducen a 2.5% estimación de crecimiento

07 febrero 2014 5:53 Última actualización 29 julio 2013 14:6

[Édgar López] 


Notimex
 
El sector industrial de México bajó su estimación de crecimiento económico nacional para 2013 a 2.5%, por debajo del 3.1% previsto por el gobierno federal, debido a las condiciones que presenta el país.


El presidente de la Cámara Nacional de la Industrial de la Transformación (Canacintra), Rodrigo Alpízar, dijo que este sector prefiere tener un pronóstico más cauteloso que las cifras oficiales, para evitar sorpresas al cierre del año.


"En un principio nosotros sí teníamos una alta expectativa de por lo menos tener arriba de un 3.2%; sí lo hemos venido ajustando y por eso es que llegamos a 2.5%, pero hay que ser realistas y esa es la condición del país", expresó.


En la presentación de la nueva Comisión Nacional de Jóvenes Industriales, admitió que este sector económico tuvo un primer semestre "muy complicado", debido al arranque del sexenio y a un cambio en las reglas de operación.

Asimismo, abundó, a un subejercicio importante para la adquisición de diferentes recursos y obras públicas "y nuestra expectativa de crecimiento, nosotros estamos conservando el 2.5 por ciento para lo que resta del año".


El representante de los industriales destacó la necesidad de comenzar a detonar la economía y reactivar el mercado interno, que es el principal motor, así como las exportaciones, además de participar en las compras de gobierno y acercarse a los fondos de innovación, entre otros.


Este martes, integrantes de la Canacintra se reunirán con el comisionado de Seguridad Nacional, Manuel Mondragón y Kalb, a quien plantearán las afectaciones al sector a causa de inseguridad en el país.


Rodrigo Alpízar reconoció que aunque esta problemática es algo que no se puede ocultar, confió en que se resolverá.
 
"Es un tema que nos limita y nos hace más difícil competir", expresó.


De acuerdo con cálculos de la Cámara, los industriales invierten entre 3.0 y 5.0% de los costos directos de producción en seguridad, desde el traslado de la mercancía y para garantizar la integridad tanto de las instalaciones como de funcionarios clave.


La inseguridad también afecta la percepción de los inversionistas y de ahí la importancia de hablar bien de México para no inhibir las inversiones y el crecimiento del país, agregó.