Archivo

Industria del café continúa perdiendo competitividad

06 febrero 2014 6:49 Última actualización 03 diciembre 2013 5:15

 [Agrupación demanda un programa urgente con recursos por 2 mil 500 mdp para atender la emergencia cafetalera / Reuters]


 
 
Héctor A. Chávez Maya
 
Las políticas públicas erróneas en los últimos años han provocado que el cultivo de café en el país siga perdiendo competitividad y haya pasado de ser el cuarto productor mundial en el año 2000 a el séptimo actualmente, aseguró Javier Galván, presidente del Consejo Mexicano de Organizaciones de Productores de Café.
 
En el marco del Foro Nacional de Productores de Café aseveró que este sector sigue con medidas que lo mantiene en retroceso, con la disminución de programas de fomento a la actividad, reducción del presupuesto y una evidente intervención en la organización de productores por parte de las empresas trasnacionales.
 
La cafeticultura ha sido dirigida a una situación de vulnerabilidad económica, dependencia y debilidad de los productores para enfrentar al mercado en forma competitiva”.
 
Exigió al gobierno federal la desaparición de la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva Café (Amecafé) al asegurar que sólo atiende la demanda de las grandes empresas trasnacionales, quienes son las que al final imponen los precios al que se paga a los productores y que está muy por debajo de los costos internacionales.
 
De acuerdo con el dirigente, la situación de los productores del café que se cultiva en más de 660 mil hectáreas de 12 estados del país es en su mayoría es crítica, pues predomina la tecnología tradicional y 92 por ciento son pequeños productores que cuentan con superficie de menos de 5 hectáreas, en su mayoría indígenas, a lo que se suma la falta de apoyos, pues la mayoría del presupuesto destinado al sector no llega a estas zonas.
 
Recordó que mientras en el año 2000 México aportaba 7 por ciento de la producción mundial, con 6 millones de sacos anuales de los cuales se exportaba 80 por ciento con un valor de 800 millones anuales, actualmente la producción es de 3.5 millones y aunque se sigue exportando sólo se captan 400 millones de dólares.
 
Destacó que por la crisis de los costos internacionales en las regiones cafetaleras, el precio no supera los 3.50 pesos por kilo de cereza lo que no cubre más que el corte y el acarreo, situación que se agrava si se toman en cuenta las afectaciones por el problema de la Roya que en la zona de Chiapas ha afectado hasta 30 por ciento de la producción.
 
Solicitó a la Sagarpa reconocer a esta agrupación como interlocutor de los productores de café del sector social y demandó un programa urgente con recursos por 2 mil 500 millones de pesos para atender la emergencia de la caída internacional de los precios.