Archivo

Inclusión financiera y crédito deben continuar en agenda de la ABM

12 febrero 2014 5:8 Última actualización 21 abril 2013 16:22

 [Cuartoscuro] Bancos están bien capitalizados, sólidos, tienen la liquidez para prestar y quieren hacerlo y el país crece a un ritmo más rápido. 


 
Notimex
 
 
Inclusión Financiera y un aumento del financiamiento debieran continuar en la agenda de la nueva administración de la Asociación de Bancos de México (ABM) y la banca, pues es el camino que permitirá duplicar la penetración del crédito de 25 por ciento respecto al Producto Interno Bruto (PIB) en los próximos seis u ochos años.
 
 
El aún líder de la ABM, Jaime Ruiz Sacristán, refirió que para atrás no se puede hacer nada, así que lo importante es el futuro y los bancos están bien capitalizados, sólidos, tienen la liquidez para prestar y quieren hacerlo, además de que el país crece a un ritmo más rápido que antes.
 
 
"Así que la banca podría lograr una penetración del crédito respecto al Producto Interno Bruto (PIB) del doble de lo que se tiene entre los próximos seis y ocho años si las cosas se mantienen económicamente estable y se va en ese camino", manifestó en entrevista.
 
 
De cara a la 76 Convención Bancaria y transferir la estafeta a Javier Arrigunaga Gómez del Campo, el también presidente del Consejo de Administración del Banco Ve por Más (Bx+) reconoció que los años al frente de la ABM fueron buenos, ya que no hubo eventos que afectaran de manera relevante a la banca como en 2008 y 2009.
 
 
Desde que llegó a la presidente de la ABM, dijo, se tuvieron dos preocupaciones: la inclusión financiera y el crecimiento del crédito, sobre todo a la pequeña y mediana empresa (Pymes), además de concretarse la aplicación de los nuevos acuerdos de capital o Basilea III.
 
 
Ruiz Sacristán detalló que respecto al crédito, este ha crecido, en particular en las Pymes con 23 por ciento y de una forma mucho más rápida respecto al promedio de la cartera que aumentó 12 por ciento al cierre de 2012.
 
 
Reconoció que muchos bancos ya han mirado la oportunidad de prestarle a las Pymes y también ha habido más demanda por parte de estas empresas, luego de que antes no era tan relevante la demanda, "por lo que este asunto caminó bien".
 
 
Desde luego, subrayó, el crédito debe continuar creciendo y más ahora que se tendrán reformas financieras orientadas, o al menos así lo ha externado al secretario de Hacienda, a facilitar a la banca la colocación de crédito e incentivar la competencia en éste.
 
 
En inclusión financiera, refirió, también se ha hecho mucha labor, ya que los bancos han continuado invirtiendo para acercarse más a los posibles clientes, en donde la parte de los corresponsales bancarios ha sido muy bueno y que se potencializará con la parte de banca móvil.
 
 
Así, "la banca hoy cuenta con 50 millones de clientes, nos faltan mucho más pero se ha tenido un avance importante, así que creo que en estos dos temas de inclusión financiera y crecimiento del crédito, el próximo presidente de la ABM y los bancos deben de continuar por este camino", subrayó.
 
 
De hecho, comentó que si los bancos no prestan se meterían en un problema porque entonces no serían rentables, "así que tienen que prestar".
 
 
De ahí, destacó, que estas circunstancias unidas con todas las reformas que está haciendo el gobierno, incluida la financiera, en su conjunto van a lograr que el país crezca más y por ende aumentar la demanda del crédito y su colocación.
 
 
Respecto a los riesgos que siempre deben de considerarse, dijo, es que en crecimiento del crédito y más en algunos sectores, se esté dando este aumentado de manera sana, es decir, que la morosidad no se incremente de manera porcentual.
 
 
También estar atento al exterior, ya que está complicado, que si bien no ha contaminado o afectado tanto a México y su sistema financiero siempre hay que estar atentos por si algo pueda presentarse.
 
 
Respecto a la banca en México de manera directa no hay hoy un riesgo, no obstante reconoció que había una preocupación hace algunos meses sobre la situación financiera de las matrices de algunos bancos, situación que ha ido despejándose al aclarar que los bancos en el país operan como subsidiarias, con capital propio y bajo las leyes locales.