Archivo

HSBC cierra varias cuentas diplomáticas en Londres

07 febrero 2014 5:52 Última actualización 04 agosto 2013 10:55

[Bloomberg]


 
AP

Londres.- El banco HSBC informó a decenas de misiones extranjeras en Londres que cerrará sus cuentas bancarias, dijo un ejecutivo el domingo. La noticia hizo que los diplomáticos en la capital enfrentaran problemas para hallar un nuevo lugar donde depositar su dinero.

Bernard Silver, un ex cónsul honorario que se desempeña como presidente del Cuerpo Consular de Londres, dijo que fue informado por las autoridades británicas que más de 40 embajadas, consulados y altos comisionados se vieron afectados.

"La mayoría de las misiones están encontrando muy difícil que otros bancos las acepten ", dijo en una entrevista telefónica.

Silver se negó a nombrar a una misión específica, pero el domingo el diario The Mail reportó que la Nunciatura Papal, la misión de la Santa Sede en Londres, se vio afectada, al igual que el Alto Comisionado de Papúa Nueva Guinea y el cónsul honorario de Benín.

Los intentos de contactar a la misión del Vaticano, el cónsul honorario de Benín, y el alto comisionado de Papúa Nueva Guinea no tuvieron éxito de inmediato.

"Hemos hecho banca con HSBC durante 22 años", dijo John Belavu, según el diario. "Para ellos, deshacerse de nosotros de esta manera fue una bomba".

El portavoz de HSBC Will McSheehy dijo el domingo que la decisión forma parte de una reevaluación más amplia de su negocio, fundado por el director general Stuart Gulliver en 2011. A partir de mayo, la estrategia de reducción de personal del banco ha llevado al cierre de 52 establecimientos periféricos o de bajo rendimiento y ocasionado la pérdida de cerca de 40,000 puestos de trabajo.

McSheehy dijo que los cambios se habían traducido en una "disminución significativa del apetito por el negocio de las embajadas", aunque se negó a revelar el número de misiones británicas cuyas cuentas fueron cerradas.

Las misiones extranjeras tradicionalmente ocupan grandes cantidades de dinero en efectivo, algo que pudo haber planteado preguntas incómodas en un banco que se ha visto sacudido por escándalos de lavado de dinero. En 2012, HSBC fue sancionado con una multa récord después de que funcionarios estadounidenses revelaron que sus banqueros habían manejado activos pertenecientes a Irán, Libia, y los cárteles mexicanos de narcotraficantes asesinos.