Archivo

Hay trabajadores informales incluso en el Gobierno: STPS

07 febrero 2014 5:52 Última actualización 23 julio 2013 15:39

[Cuartoscuro] 


 
Notimex
 
Atizapán, Estado de México.- De los 28.4 millones de empleos informales que hay en el país, al menos 5.2 millones corresponden a empresas formales que no tienen dados de alta a los trabajadores en los sistemas de seguridad, incluso dentro del gobierno, informó el subsecretario del Trabajo, Ignacio Rubí Salazar.
 
"No son sólo empresas, en el propio gobierno hay problemas de informalidad, hay en el ámbito municipal trabajadores de lista, limpia, jardines y es una proporción altísima que no están dados de alta", explicó el funcionario.
 
"La intención es gradualmente darlos de alta en la seguridad social que corresponda y ese es el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto".
 
En el marco de un encuentro con empresarios del Estado de México, el funcionario federal detalló que el mayor porcentaje de la informalidad laboral se encuentra en los sectores de manufactura, comercios y servicios, empresas bien establecidas y gobierno.
 
Rubí Salazar indicó que con la seguridad social universal se busca eliminar los tipos de contratos que no incluyen protección jurídica y seguridad social para los trabajadores.
 
La meta es para este año formalizar al menos 200 mil empleos y para el 2014 lograr el establecimiento general en todo el país del sistema de seguridad social universal, puntualizó.
 
Todas las instituciones de seguridad social deberán hacer modificaciones de fondo, que les permitan reducir costos operativos, disminuir el costo para los beneficiarios y ampliar la cobertura y mejorar la calidad de los servicios, dijo.
 
El subsecretario del Trabajo consideró que para llegar a estas metas, en la reforma hacendaria, que en septiembre presentará el presidente Peña Nieto, se establecerán las bases para evitar que estas acciones sean una carga para los empresarios.
 
La víspera, en la firma del Programa para la Formalización del Empleo 2013, Peña Nieto llamó a acabar con el "círculo vicioso" de la informalidad, insuficiente productividad y bajo crecimiento económico, mediante el rediseño de políticas públicas para crear empleos formales y más productivos.