Archivo

Hasta 12 mil 650 pesos, gasto para el regreso a clases

07 febrero 2014 5:56 Última actualización 19 agosto 2013 5:6

[No importa el nivel socio-económico: padres de familia gastan por igual / Cuartoscuro]


 
Rosalía Servín Magaña
 
 
 
Provenientes de diferentes niveles socio-económicos, sus padres han tenido que erogar entre mil 169 y 12 mil 650 pesos entre pagos de inscripción, uniformes, útiles y demás material necesario para el retorno a clases.
 
 

 

Reuso y remiendo
 
 
Martina sabe muy bien lo que significan los gastos escolares, pues Pedro, su hijo, cursará el sexto año de primaria en una escuela pública ubicada en el poblado de La Cañada, en el Estado de México.
 
 
Pese a tratarse de un plantel del gobierno y a encontrarse en una zona marginada, a Martina le fueron solicitados 500 pesos de inscripción, cantidad a la que debe sumar el desembolso por útiles y uniformes.
 
 
“Me dijeron que esos 500 pesos eran para inscribirlo, pero hay otros gastos en puerta”, comenta.
 
 

Martina es madre soltera, trabaja de lunes a viernes haciendo el aseo en diferentes casas y un poco más de lo gana en una semana se le ha ido ya con el regreso a clases.
 
 
“Además de los 500 pesos, pagué 420 pesos por un pants y una playera, porque lo demás no lo compré, cosí lo que estaba roto y voy a reusar algunos cuadernos. Pero aún falta que me digan que útiles faltan.”
 
 
De acuerdo con la Profeco, el costo de la canasta de útiles escolares para primaria asciende a 249.60 pesos en el caso de elegir los productos de menor precio y de 622.45 pesos si se adquieren los de precio más elevado. A lo que hay que agregar el gasto de mochilas, estuches o loncheras, entre otros artículos.
 
 
Gasto por partida doble
 
 

Adriana es otra madre de familia que también batalla con la compra de útiles. En este caso cuenta con el apoyo de Erick, su esposo, y ambos trabajan; sin embargo, sus dos hijos, Karla y Antonio, cursarán este año la secundaria, una en primer grado y el otro en tercero, y con ello los gastos se incrementaron a pesar de que van a acudir a una escuela pública en la zona oriente del Distrito Federal.
 
 
“Por cada uno de ellos gasté 820 pesos en uniformes, mil 500 en zapatos, 100 pesos en calcetines, 500 en mochilas, 900 en cuadernos, 100 pesos en bata de laboratorio, 200 en lápices, plumas, colores, gomas, papel y plástico, 140 por la flauta y 400 en diccionarios”, dice Adriana, quien se desempeña con empleada en una tienda departamental.
 
 

A esto se añaden los 80 pesos pagados por el examen médico, los 150 pesos de cuota y solicitud de inscripción y los 65 pesos de las fotografías, es decir, alrededor de cinco mil pesos por cada uno (casi diez mil pesos por los dos menores) a los que todavía hay que sumar los libros y otros materiales que solicitan a los estudiantes las primeras semanas de clases.
 
Excesivo desembolso
 
 

Un caso más es el de Jesús y Rosa. Su hija Regina cursará el segundo año de primaria en una escuela particular ubicada al sur de la ciudad, donde entre inscripción, útiles, uniformes y otros materiales ya han invertido 12 mil pesos 650 pesos, sin contar el pago de la colegiatura mensual.
 
 

“De inscripción fueron cuatro mil 800 pesos y mil 50 más para la asociación de padres, de útiles se gastaron poco más de dos mil 500 pesos y una cifra similar para los uniformes (jumper de diario, pants, uniforme de gala y de natación), a lo que se añaden mil pesos más de los zapatos y tenis, así como mil pesos de la mochila con rueditas y la lonchera que le hacía juego”, recuerda Jesús, un diseñador de páginas web, quien solventa los gastos junto a su esposa que labora como investigadora en una universidad pública.
 
 
A ello hay que incluir los tres mil pesos de colegiatura que se deberán pagar en septiembre, más los 500 pesos de las clases deportivas extra escolares que toma Regina y que se cubren cada mes, añade Rosa, quien da a conocer a este diario la suma total a erogar: 16 mil 150 pesos.