Archivo

GE va por todo lo que abra México en energía

10 febrero 2014 4:45 Última actualización 26 agosto 2013 5:40

[Jeff Immelt, director de GE, asegura que buscará integración regional de Norteamérica / Arturo Monroy] 


 
 
Enrique Quintana / Jonathan Ruiz
 
General Electric (GE) invertirá fuertemente en México si la reforma energética se concreta y abre oportunidades a empresas privadas, señaló Jeff Immelt, su presidente y director general.
 
En entrevista con EL FINANCIERO, el ejecutivo, que ha sido designado tres veces como uno de los mejores directores generales del mundo por el semanario Barron's, dijo que GE invertirá en la generación de energía eléctrica y en procesos de producción de petróleo y gas natural en México, si se da la oportunidad.
 
"Por GE puedo decir que participaríamos en casi todas las avenidas que abra la reforma", destacó.
 
La empresa pretende invertir con capital o equipo tecnológico en exploración de reservas de hidrocarburos. También en la manufactura que detonaría la mayor oferta de energía en el país, explicó.
 
"La oportunidad es única para los mexicanos y deben decidirlo al estilo mexicano. Puede ser una fantástica oportunidad para México, no sólo para las compañías sino para la gente, para bajar precios de electricidad, crear empleos, crear riqueza", dijo Immelt.
 
Quien es uno de los empresarios más admirados de EU, sugirió que México vaya más allá de la manufactura y vaya a la alta tecnología con su creciente capacidad ingenieril y mayor oferta energética.
 

 
¿Cuál es la solución que permitiría un mayor avance de la economía global?
La gente busca una sola respuesta macroeconómica, pero no hay una sola. Hay circunstancias independientes, dependiendo de la región. Nosotros nos sentimos muy optimistas respecto al 2013 y 2014.
 
¿Hemos tenido suficiente de los recortes presupuestales?
Hay un debate entre ahorrar y el crecimiento y el hecho es que los países deben hacer ambos. Claramente en regiones como Europa hay mucho gasto público y debe ser reducido, pero a menos de que el gobierno crezca, los asuntos físicos de la economía nunca son resueltos. Es casi imposible para cualquier País resolver los asuntos físicos sólo recortando el gasto, tiene que haber crecimiento.
 
Regreso al tema. Cada país tiene sus propios problemas, Estados Unidos, Europa. Pero creo que el crecimiento del sector privado debe ser dominante. Pero hay veces en las que el gasto público puede ser de mucha ayuda, cuando se invierte en infraestructura.
 
Creo que algo que cada país debe aprender de China. La infraestructura nunca debe ser burocrática, hay PPPs o algún otro modo. Creo que infraestructura es el caso en el que debes tener los dos, el gasto público y privado.
 
¿Cómo hacerlo en circunstancias como las actuales, cuando se necesita crédito para hacer eso?
En el mundo hay mucha liquidez, hay muchas maneras para que los gobiernos saquen lo más posible de esa liquidez del capital privado. Pueden hacerlo con garantías para préstamos, la pregunta es cómo sacas algo de esa gran alberca de capital privado y lo inviertes en crecimiento. Eso pasa en México y en cualquier otro lugar.
 
¿Debe poner un fin la Reserva Federal a sus estímulos?
En el contexto de GE, la liquidez no es un tema. Todos hablan de que la Fed deberá dejar esos estímulos en algún momento, pero eso no afecta el modo de invertir de GE.
 
¿Qué podría pasar con otras empresas distintas a GE?
Creo que el mercado de la vivienda continúa en una tendencia de gran crecimiento y mucha gente piensa que si suben las tasas hipotecarias, eso podría tener un impacto negativo en la economía, pero creo que en Estados Unidos, como en México, lo que la gente quiere más, es certidumbre. Dinos qué va a pasar, vamos a hacer que ocurra.
 
¿Estados Unidos está saliendo o entrando a la manufactura?
Los Estados Unidos son más competitivos para la manufactura que lo que habían sido en 30 años. Es una combinación de tecnología, nuevos métodos de manufactura, un mercado de trabajo flexible, gas de lutitas, bajos costos de electricidad. Por eso digo que en los 30 años que llevo trabajando para GE, no había visto a los Estados Unidos son más competitivos en términos relativos.
 
¿Qué hace sentido fabricar hoy en los Estados Unidos?
En el caso de GE, nosotros básicamente hacemos productos con materiales sofisticados, y de relativamente bajo contenido de trabajo. Así que para nosotros, todo tiene que ver con la proximidad con el mercado, además de nuevas tecnologías, de cuántos buenos ingenieros podemos tener y cosas como ésa. Así que para nosotros casi todo lo que hacemos puede ser manufacturado en los Estados Unidos, pero también tenemos cosas que podemos fabricar en México, en Brasil o en China. Porque nosotros poseemos nuestros diseños, nuestros métodos y eso nos da una tremenda flexibilidad.
 
Creo que nuestra estrategia como compañía no es perseguir mercados de trabajo,  sino que los trabajadores puedan hacer las cosas como nosotros las queremos y luego tener acceso a los mercados.
 
¿Qué hace sentido: fabricar en China o en México, entonces?
Tenemos una gran base de manufactura en México, pero diría que lo más significativo que ocurrió para GE en México durante la pasada década es el centro de ingeniería en Querétaro. Diría que para nosotros, la mejor pregunta no es qué hacemos aquí, sino qué tipo de ingenieros tenemos.
 
Tenemos mil 600 ingenieros en nuestro staff. Serán 2 mil en los próximos 18 meses, así que esto continúa siendo un fantástico activo. Creo que en nuestro rol, México debe ser más que manufactura e incluir diseño también.
 
¿Cómo entrará México en su propuesta de internet industrial?
Tenemos muchos ingenieros de software en el mundo, incluyendo México. Decidimos poner nuestro centro de análisis en California, para empezar. Pero creo que esto debe hacerse en términos globales. No se sorprendan si de pronto estamos haciendo software y análisis en México, para industrias como la de la aviación o de petróleo y gas dentro de un corto periodo de tiempo.
 
¿Entonces podemos esperar la participación de ingenieros mexicanos en este propósito?
Ellos pueden. En otras palabras, la deuda de talento en análisis de datos hoy no está sólo en México, está probablemente en Silicon Valley y está probablemente dentro de GE, por eso estamos reclutando, moviéndonos, pero eso cambia con el tiempo. Los chicos se preparan aquí con mayores grados universitarios. Las universidades están ofreciendo ingenieros en software con habilidades. Puedes obtener en México gente que conoce aplicaciones para la aviación y para petróleo y gas. Así que digo que probablemente no en 18 meses, pero sí en unos 36 meses podrán verse ese tipo de cosas en México.
 
¿Veremos aquí los mil millones de dólares que invirtió GE en California?
No en este rubro específico, pero verán algo de eso. Yo vería lo que hicimos en Querétaro. Eso continúa creciendo y en los términos en los que estamos operando en México, probablemente será en ese centro en donde aprovechemos algo de la infraestructura que tenemos ya allí.
 
¿Es ahí en donde encuentran la mejor mezcla de conocimiento tecnológico y bajo costo de trabajo?
Estamos obteniendo buenos ingenieros, competitivos globalmente. Cuando empezamos el centro, nosotros estábamos haciendo componentes individuales, computacionales, ellos continuaron ascendiendo en la cadena de valor de la ingeniería. Creo que eso es muy bueno para México, eso es lo más excitante de los últimos 10 años.
 
Una década atrás, no estábamos seguros de que realmente pudiéramos tener el talento ingenieril que pudiera competir con India aquí en México. Ahora estamos muy confiados. Puedes ver ingenieros que están a la altura de cualquier otro en el mundo.
 
¿Cómo ve la competitividad de México frente a la de Brasil?
Brasil enfrenta un momento más retador, estaba mejor hace un año o dos. México se siente mejor ahora, pero lo vería en un periodo de largo plazo. En cuanto a manufactura, México es probablemente el mejor en Latinoamérica. Desde el punto de vista ingenieril, diría que México y Brasil están a la par. Ambos tienen excelentes capacidades. Luego, hablando de capacidad en el sector energético, Brasil va muy adelante, el trabajo hecho con Petrobras, durante los pasados 10 o 15 años.
 
Creo que desde el punto de vista de México, ustedes pueden tomar la base de la manufactura y su creciente fuerza ingenieril y añadir eso a la promesa de una reforma energética.
 
Ustedes tienen dos o tres motores de crecimiento. Si sólo aspiran a que México sea un “hub” de manufactura, eso es un fracaso. Siempre habrá alguien que pueda hacerlo mejor. Pero si tienen tres motores de crecimiento: energía, ingeniería y manufactura, eso pondría a México en una posición muy especial.
 
¿Qué oportunidades ve en el sector energético mexicano hasta este momento?
Si la reforma energética avanza, como se intenta, abrirá fantásticas oportunidades en petróleo y gas. Para la exploración, pero también desde el punto de vista tecnológico y de manufactura. Abrirá muchas oportunidades en electricidad, desde un punto de vista de inversión, desde el punto de vista de manufactura.
 
La oportunidad es única para los mexicanos y deben decidirlo al estilo mexicano. Puede ser una fantástica oportunidad para México, no sólo para las empresas sino para la gente, para bajar precios de electricidad, crear empleos, crear riqueza.
 
Por GE puedo decir que participaríamos en casi todas las avenidas que abra la reforma.
 
¿Considera que generar energía en México es una buena oportunidad?
Sí. Quizá no estemos generando tal cual, pero sí estaríamos invirtiendo en esos proyectos. Creo que es muy plausible. Veo también oportunidades en gas. El hecho es que desde la aparición de gas de lutitas o shale gas, si vas al sur de Texas  y tienes una planta de acero, allá encontrarás el costo de electricidad en 5 centavos de dólar por kilowatt hora, si vas más al sur, a Monterrey, el costo de eso se triplica.
 
Sólo la noción de desarrollar gas natural en México y tener ductos que lleven ese gas a la generación de energía, y que puedas poner esa energía en la red troncal de transmisión de electricidad, que es la promesa de la reforma energética, eso debe ser emocionante para todos, abona a la competitividad y creemos que es una gran oportunidad para México. Obsérvalo desde un punto de vista multinacional… si esto nunca sucede en México, nosotros no vamos a llorar, podemos hacerlo en Brasil o en Nigeria, otros lugares. En muchas maneras, nosotros no votamos, sólo queremos participar, pero si esto ocurre, la gente debe entender que habrá muchos interesados en invertir de una manera positiva en el País.
 
¿Y en telecomunicaciones, ve oportunidades?
GE no es grande en telecomunicaciones, pero en términos relativos, las telecomunicaciones cuestan más que en otras partes del mundo. Así que si piensan en competitividad, esto es una oportunidad para México, para hacerse más competitivo.
 
Mi punto de vista como un observador y un amigo de México, como una empresa que tiene muchos empleados aquí y le preocupa el País, creo que el Presidente quiere hacer grandes cosas por el País y le deseamos mucho éxito.
 
Las cosas que él está haciendo harán que invirtamos más dinero y contratemos a más gente. Y eso es bueno para todos.
 
¿Observa oportunidades para exportar energía a los Estados Unidos?
Creo que debemos ver el plan energético del Tratado de Libre Comercio. Observa a Canadá, México y Estados Unidos, yo pediría a nuestros líderes que piensen en nosotros colectivamente. Eso tiene poder, no sólo versus Brasil, sino en un contexto global. Si observas lo que hace Canadá, México y Estados Unidos, nuestros tipos de combustibles son muy complementarios, Estados Unidos está más involucrado en gas, México en petróleo, Canadá tiene un poco de ambos. Si ves todo eso combinado, esta región podría convertirse durante la próxima década en una potencia energética. Creo que la promesa de eso es masiva.
 
¿Se hace más difícil hacer negocios con China, cuando la comparas con México?
No veo a menudo un “China contra México”, cada uno tiene sus oportunidades y cada uno sus debilidades. Y por eso vemos a China como algo muy importante para el futuro, lo mismo que México. Creo que lo que es diferente hoy es el análisis ‘¿Por qué ser el centro de manufactura?’. Esa es una estrategia de 1990. Tenemos bajos costos laborales, etcétera.
 
La mayoría de las firmas multinacionales en 2013 nos hicimos tan flexibles que podemos fabricar lo que queramos en donde queramos, así que no sólo es México, es Rusia, es Arabia Saudita, las Filipinas, si pensamos en cuantos lugares fabrican cosas hoy. En este viaje vi a algunos colegas y ellos están cansados del asunto de China contra México, o de México contra Estados Unidos. Yo diría que la trayectoria de la productividad mexicana ha sido muy buena, la gente es proactiva, “entrenable”, los recursos humanos en México permanecen extraordinarios y nos sentimos muy bien acerca de eso.
 
¿Cómo verán los mexicanos el impacto del “internet industrial”?
Cuando hacemos revisiones técnicas en compañías como Pemex, algunos de los proyectos que podemos hacer en conjunto, son los de colocar sensores y software en las tecnologías de extracción. Con ello podemos cuidar de cosas como la integridad de los ductos. Lo verán alrededor de aviación y petróleo. De eso se trata el internet industrial. Es un detonador de la productividad, para empresas como Sempra o… Aeroméxico.
 
¿Y en las casas?
En las casas, gente como la de Google hará cosas para mejorar el uso de la electricidad, seguramente.
 
Dicen que la lista de las 500 empresas de Fortune cambiará en un futuro cercano. ¿Qué negocios aseguran a GE una posición en esa lista en el largo plazo?
La habilidad de hacer tecnologías complicadas y hacerlas bien permanece en el centro de las actividades de GE. El petróleo será necesario en el futuro, también la infraestructura. Google, Facebook, lo hicieron muy bien, pero no estamos parados y creo que hacer nuestra tecnología muy sofisticada continuará teniendo éxito y demanda.
 
 
¿Quién es Jeff Immelt?
 
Nacimiento: 1956, Cincinnati, Ohio.
 
Educación: Matemáticas Aplicadas, Darmouth College. MBA por Harvard Business School.
 
Ingreso a GE: 1982, en 1997 se unió al consejo de administración y en 2000 fue electo presidente de la compañía.
 
Reconocimientos: Tres veces nombrado como uno de los mejores directores generales del mundo por la revista Barron’s.
 
 
¿Qué es GE?
 
La octava empresa con más ingresos en el mundo, que acumuló ventas por 147 mil millones de dólares en 2012, tiene una amplia diversificación. Éstas son sus actividades industriales:
 
• Aviación
 
• Capital
 
• Energía Crítica
 
• Administración de Energía
 
• Salud
 
• Soluciones Industriales
 
• Plataformas Inteligentes
 
• Iluminación para Negocios
 
• Minería
 
• Petróleo y Gas
 
• Energía y Agua
 
• Software
 
• Transporte