Archivo

Gasto del consumidor en EU apunta a débil demanda interna

06 febrero 2014 6:50 Última actualización 08 noviembre 2013 8:43

[El gasto del consumidor subió 0.2 por ciento en septiembre, tras avanzar 0.3 por ciento en agosto. / Reuters / Archivo]  


 
 
Reuters
 
WASHINGTON.- El gasto del consumidor en Estados Unidos subió modestamente en septiembre debido a que los hogares incrementaron sus ahorros y a que la inflación permaneció contenida, lo que apunta a una demanda interna débil.
 
El Departamento de Comercio dijo el viernes que el gasto del consumidor subió 0.2 por ciento tras avanzar 0.3 por ciento en agosto.
 
Economistas consultados pronosticaban que el gasto del consumidor, que representa cerca de 70 por ciento de la actividad económica estadounidense, subiría 0.2 por ciento en septiembre.
 
El dato fue incluido en el informe del jueves de la lectura avanzada del producto interno bruto (PIB) del tercer trimestre.
 
La inflación permaneció contenida en septiembre y es una potencial fuente de preocupación para funcionarios de la Reserva Federal. Un índice de precios para el gasto del consumidor subió 0.1 por ciento, el mismo margen por tercer mes consecutivo.
 
En los últimos 12 meses, los precios subieron 0.9 por ciento, el menor avance desde abril. El índice había subido 1.1 por ciento en agosto.
 
Excluyendo alimentos y energía, el índice de precios para el gasto del consumidor también avanzó 0.1 por ciento por tercer mes consecutivo. Los precios subyacentes escalaron 1.2 por ciento en la comparación interanual, tras subir por el mismo margen en agosto.
 
Ambas medidas inflacionarias siguen siendo menores a la meta de la Fed de 2 por ciento. Eso, combinado con el débil gasto del consumidor, sería un argumento en contra de que el banco central estadounidense reduzca sus compras de bonos por 85 mil millones de dólares mensuales que realiza para mantener bajas las tasas de interés.
 
En septiembre, los ingresos personales subieron 0.5 por ciento tras escalar por el mismo margen en agosto.
 
Con un menor crecimiento del gasto que del ingreso, la tasa de ahorro se elevó a 4.9 por ciento, la mayor lectura desde diciembre del año pasado.