Archivo

Gasto de consumo privado en México creció 4.7% en 2012

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 22 octubre 2013 12:13

[El informe del INEGI muesta que en 2012 la mayoría de los mexicanos destinó sus ingresos en la compra de alimentos. / Cuartoscuro] 


 
Notimex
 
 
 
El gasto de consumo final privado, que incluye el de los hogares y el de las Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (IPSFL), creció 4.7 por ciento anual en términos reales durante 2012, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
 

 
El organismo refirió que este gasto distribuido principalmente se destinó para la adquisición de alimentos y bebidas no alcohólicas con 23.4 por ciento del total; vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, 20.4 por ciento; transporte, 19 por ciento, y los bienes y servicios diversos, 8.6 por ciento.
 

 
En menor proporción el gasto se efectuó en muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar, 5.3 por ciento; recreación y cultura, 4.6 por ciento; salud, 4.1 por ciento; restaurantes y hoteles, 4 por ciento; comunicaciones, 3.5 por ciento; prendas de vestir y calzado, 3 por ciento; bebidas alcohólicas y tabaco, 2.6 por ciento y en educación, 1.5 por ciento, agregó.
 

 
Con base en los resultados de las "Cuentas de Bienes y Servicios 2012", abundó que el aumento anual de 4.7 por ciento en el gasto de consumo final privado se explica principalmente por el crecimiento en el gasto de las comunicaciones de 17 por ciento; bienes y servicios diversos 8.4 por ciento; transporte 8.2 por ciento, y bebidas alcohólicas y tabaco 7.1 por ciento.
 

 
Además, en restaurantes y hoteles 5.8 por ciento; Salud 4.1 por ciento; prendas de vestir y calzado 3.9 por ciento; recreación y cultura 3.2 por ciento; vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles 2.9 por ciento; educación 1.9 por ciento; alimentos y bebidas no alcohólicas 1.5 por ciento, y en muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar 0.1 por ciento.
 

 
En tanto, el ahorro interno bruto, que se refiere a la parte del ingreso disponible que no se gasta en bienes y servicios de consumo final, representó el 20.8 por ciento del PIB de 2012, mientras que el ahorro externo se ubicó en 1 por ciento del PIB.
 
 

Ambos rubros, que constituyen el ahorro total, financiaron a la formación bruta de capital (formación bruta de capital fijo y la variación de existencias) que, para el año en cuestión, significó el 21.8 por ciento del PIB.
 

 
Así, el ingreso nacional disponible, que es el ingreso que se genera en la economía para fines de consumo final y ahorro, resultó de 13 billones 784 mil 721 millones de pesos corrientes en 2012. De dicho monto, el 89.5 por ciento se destinó al consumo final y el 10.5 por ciento al ahorro neto.
 

 
El INEGI apuntó que, en 2012, el número de ocupaciones remuneradas dependientes de la razón social alcanzó 39 millones 170 mil 956, y su distribución fue así: agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza, 17.6 por ciento; construcción, 15.3 por ciento; comercio, 14 por ciento, e industrias manufactureras, 10.3 por ciento.
 

 
Asimismo, en servicios de apoyo a los negocios y manejo de desechos y servicios de remediación, 7.8 por ciento; otros servicios excepto actividades del gobierno, 7.5 por ciento; actividades legislativas, gubernamentales, de impartición de justicia y de organismos internacionales y extraterritoriales, 6.0 por ciento; servicios educativos, con 5.7 por ciento y Transporte, correos y almacenamiento, con 5.1 por ciento.
 

 
El Instituto precisó que este grupo de sectores absorbió 89.3 por ciento del total de puestos de trabajo durante el año pasado.
 

 
Indicó que durante 2012, las remuneraciones promedio en la economía alcanzaron 107 mil 219 pesos corrientes por persona, lo que equivale a 8 mil 935 pesos mensuales.
 

 
Los sectores que destacaron por registrar las remuneraciones medias anuales más altas en dicho año fueron: el de corporativos, con 702 mil 221 pesos por persona; servicios financieros y de seguros, 467 mil 877; información en medios masivos, 425 mil 948 y el de minería, con 292 mil 013 pesos por persona.
 
 

En contraste, las menores remuneraciones medias anuales pagadas por persona se registraron en los sectores de agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza, con 11 mil 405 pesos por persona; otros servicios excepto actividades gubernamentales, 41 mil 144; servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas, 60 mil 317 y en el comercio fue de 69 mil 014 pesos por persona.
 
 

Por otra parte, reportó que durante 2012, la oferta total de bienes y servicios se ubicó en 32 billones 058 mil 167 millones de pesos corrientes; la producción total generada en el país a precios de mercado aportó el 83.6 por ciento de dicha oferta y las importaciones de bienes y servicios el 16.4 por ciento.
 
 

En particular, señaló el INEGI, la producción total a precios de mercado que generó el país fue de 26 billones 788 mil 526 millones de pesos en el año de referencia: la producción para el consumo intermedio constituyó 35.1 por ciento y el Producto Interno Bruto (PIB) 48.5 por ciento de la oferta.
 
 

Expuso que el Producto Interno Bruto (PIB) de 2012 a precios de mercado cerró en 15 billones 561 mil 472 millones de pesos corrientes, y apuntó que su distribución factorial fue así: la remuneración de asalariados significó 27 por ciento, el excedente empresarial derivado de las actividades productivas, 69.4 por ciento y los impuestos a la producción e importaciones participaron con 3.6 por ciento.