Archivo

Ganancias estructurales de Renault suben pese a problemas en Europa

07 febrero 2014 5:57 Última actualización 26 julio 2013 9:33

 [Bloomberg] 


Reuters
 
París- La automotriz francesa Renault dijo el viernes que aumentó la rentabilidad en el primer semestre en su división central de manufactura pese a una caída en las ventas, capeando la debilidad sostenida del mercado europeo con nuevos modelos y un control estricto sobre los costos.
 
Si bien el resultado final se vio debilitada por la pérdida de negocio en Irán, incurriendo en un cargo de 512 millones de euros (678 millones de dólares), el beneficio operativo antes de gastos únicos subió un 15% a 583 millones de euros. Los ingresos bajaron un 0.9% a 20,440 millones de euros.
 
Las acciones de Renault subieron después que la compañía reafirmó los objetivos para todo el año, incluyendo un margen operativo positivo en su división de automóviles y un flujo de caja similar.
 
"Estamos en camino de alcanzar los objetivos que anunciamos para el 2013", dijo el presidente ejecutivo Carlos Ghosn en un comunicado.
 
Un colapso en la demanda europea de autos ha derivado en una abrumadora guerra de precios y un exceso de capacidad, reduciendo las utilidades de los fabricantes y, en algunos casos, hasta amenazando con su supervivencia.
 
A diferencia de su atribulado rival doméstico PSA Peugeot Citroen, Renault está protegido de lo peor de la crisis gracias a su participación de 43.4% en Nissan , así como por haber impulsado a tiempo coches de bajo costo y mercados emergentes.
 
Las acciones de Renault subieron hasta un 5.4% a 62.88 euros en las primeras operaciones del día, pero a las 1210 GMT los títulos retrocedían 0.1% a 59.57 euros.
 
"Ha habido un alto grado de incertidumbre en el mercado sobre si Renault confirmaría sus previsiones para todo el año", dijo en una nota Philip Watkins, analista en Citi en Londres.
 
Watkins destacó la estricta disciplina en los precios y los costos como parte de lo que describió como "sorpresivamente fuertes resultados de Renault".
 
La ganancia neta de la firma cayó a 39 millones de euros desde 734 millones de euros, lastrada por 832 millones de euros en cargos, pero el margen operativo en la división de automóviles se elevó a 2.9% desde un 2.5%.
 
La marca principal del grupo, Renault, que en los últimos años ha sido desafiada por los autos de bajo costo, incluyendo sus propios Dacia, está luchando para elevar los precios con nuevos modelos como el último Clio y el Captur.
 
El esfuerzo ayudó a compensar un "ambiente difícil" en Europa y adversidades con tasas de cambio en Latinoamérica, remarcó el presidente financiero de Renault, Dominique Thormann.
 
"Hemos podido compensarlo aumentando los precios", dijo.
 
Las ganancias de la división de automóviles casi se duplicaron a 211 millones de euros, o 1.1% de las ventas, desde los 116 millones o un margen de 0.6. El consumo de caja a nivel de división también se redujo a 31 millones de euros, desde un flujo negativo de 207 millones correspondiente al mismo período del 2012.