Archivo

Fukushima derrama toneladas de agua contaminada por nuevas fugas

06 febrero 2014 7:5 Última actualización 23 diciembre 2013 11:2

[Tepco afirma que el agua contaminada no ha llegado al mar. / Reutes] 


 
Notimex
 
Los tanques de agua contaminada con elementos radiactivos en la planta nuclear de Fukushima Daiichi presentaron tres filtraciones por las que se han fugado alrededor de 1.8 millones de toneladas de líquido contaminado.
 

La empresa Tokyo Electric Power Co.(Tepco), operadora de la instalación, precisó que estas fugas se suman a la descubierta el pasado sábado, la cual ha dejado escapar unas 1.6 toneladas de agua tóxica.
 

Una de las fugas, encontradas en las barreras de concreto que rodean dos tanques de almacenamiento, fue atribuida a las constantes lluvias que han caído en Fukushima así como a una cuarteadura entre esas barreras y su base, señaló un reporte citado por la agencia Kyodo.
 

Tepco señaló que el agua que se ha escapado no ha llegado al oceáno, ya que no hay algún tipo de canal que la pueda llevar.
 
 
En otro grupo de tanques, la fuga proviene de la parte baja de la barrera de concreto, así como en una grieta en esa misma barrera.
 
 
Debido a que las recientes fugas no han sido causadas por desbordes, podría ser necesario que Tepco tome nuevas medidas al respecto.
 

Se detectaron hasta 190 bequerelios de estroncio 90 por litro de agua al interior de las barreras, 19 veces más alto que el límite nacional permitido para el agua radiactiva que puede ser liberada.
 

Las barreras de concreto, de unos 30 centímetros de altura, se instalaron en torno a cada uno de los 23 grupos de tanques con agua radiactiva y su función es evitar escapes si hay derrames de líquido desde los tanques.
 

Los más de mil tanques que hay en la planta sirven para almacenar el agua que se usa para enfriar sus maltrechos reactores, la cual se contamina al entrar en contacto con los núcleos parcialmente fundidos de las unidades.
 

La planta de Fukushima sufrió la fusión parcial de sus núcleos tras el paso del terremoto y el posterior tsunami registrados el 11 de marzo de 2011, en la peor tragedia en una instalación nuclear después de la ocurrida en Chernobyl en 1986.