Archivo

Francia podría multar a Google por violar leyes de privacidad

07 febrero 2014 3:47 Última actualización 27 septiembre 2013 14:9

[Google ya había recibido un ultimátum de las autoridades francesas, pero lo ignoró / Bloomberg] 


 
 
Redacción
 
 
 
Francia podría sancionar a Google por la forma en que almacena y rastrea la información de sus usarios franceses, con lo cual viola las leyes de privacidad que rigen a este país europeo. 
 
 
La Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL) de Francia anunció este viernes que abriría un procedimiento para imponer una sanción a la empresa norteamericana,  la cual podría llegar hasta los 150 mil euros (unos 203 mil 100 dólares). Sin embargo, esta cantidad es minúscula si se compara con los 10 mil 700 millones de dólares en ganancias netas que reportó Google en 2012.
 
 
Anteriormente, Google ya había recibido llamados e incluso un ultimátum para respetar las leyes francesas; sin embargo, las ignoró. 
 
 
Lo que cuestiona la CNIL es la nueva política de datos para usuarios que Google implementó en marzo del 2012, con la que consolidó sus 60 políticas de privacidad en una sola, y empezó a combinar información recopilada de los usuarios en todos sus servicios, incluidos YouTube, Gmail y la red social Google+. Además, señala el organismo, la empresa estadounidense nunca le dio opción a los usuarios de negarse a esta nueva política. 
 
 
España, Gran Bretaña, Alemania, Italia y Holanda también han abierto denuncias similares contra Google porque dicha la política de privacidad no se ajusta a las normas locales que buscan proteger al consumidor contra presuntos actos ilegales de espionaje por parte de las grandes compañías transnacionales. 
 
 
La iniciativa coordinada de los reguladores de protección de datos de Europa es vista por expertos legales y por las autoridades como un examen a la capacidad de la región para influir en el comportamiento de las empresas internacionales de internet.
 
 
Sin embargo, las penas que pueden imponer la mayoría de los países son bajas cuando se les compara con las millonarias ganancias que registran estas empresas dedicadas el ámbito cibernético. 
 
 
La privacidad de datos no es el único dolor de cabeza que sufre Google en Europa, pues también enfrenta una investigación en su contra por presuntos actos monopólicos. 
 
 
 
 
 
Con información de Reuters