Archivo

FMI espera bonanza económica, pero advierte sobre riesgos

06 febrero 2014 3:44 Última actualización 15 enero 2014 15:20

[Christine Lagarde llamó a los gobiernos a luchar contra la amenaza de la deflación. / Reuters]  


 
 
Agencias
 
WASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional espera que el crecimiento global repunte este año, aunque aún permanecería por debajo de su potencial de alrededor de 4 por ciento, dijo el miércoles la directora gerente del organismo, Christine Lagarde.

La jefa del FMI también advirtió sobre los "crecientes riesgos" de una deflación, ya que el alza de los precios se mantiene por debajo de los objetivos de varios bancos centrales.

“La crisis aún perdura. Sin embargo, el optimismo está en el aire: la profunda helada ha quedado atrás y el horizonte es más brillante. Mi gran esperanza es que 2014 sea destacable en otro entido, que sea el año en el que ‘siete años débiles’, económicamente hablando, se conviertan en ‘siete años fuertes’”, dijo Lagarde en el Club Nacional de la Prensa en Washington.
 
Aún así, destacó que el crecimiento mundial sigue siendo "demasiado bajo, demasiado frágil y demasiado desigual", con unos 200 millones de personas que necesitan empleo.
 
"El mundo podría crear más puestos de trabajo antes de que nos teníamos que preocuparse por el genio de la inflación mundial que sale de su botella", dijo Lagarde.
 
"Con una inflación por debajo de los objetivos de muchos bancos centrales, vemos el aumento de los riesgos de deflación, lo que podría resultar desastroso para la recuperación".
 
"La deflación es el ogro al que debemos combatir decididamente", agregó.
 
Menos de una semana antes de que el Fondo con sede en Washington lanza sus nuevas previsiones de crecimiento mundial, Lagarde dijo que el impulso en el segundo semestre del año pasado se debería fortalecer en el 2014, a medida que las economías desarrolladas adquieren ritmo. El Fondo planea elevar su pronóstico para la expansión económica mundial el 21 de enero.
 
La directora gerente del FMI recomendó que los bancos centrales de las economías más desarrolladas esperar hasta que "el crecimiento robusto está firmemente arraigado" antes de terminar las políticas monetarias no convencionales, como la compra de activos.
 
En Estados Unidos "va a ser fundamental evitar la retirada prematura del apoyo monetario y volver a un proceso presupuestario ordenado, eliminando la amenaza techo de la deuda ", dijo.
 
Con información de Reuters y Bloomberg