Archivo

Finlandesa detecta burbujas con un año de anticipación

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 21 septiembre 2013 5:6

[Katja Taipalus actualmente trabaja en el banco central de Finlandia. / Bloomberg] 


 
Bloomberg

Cuando Katja Taipalus volvía de la escuela a su casa en la ciudad finlandesa de Jalasjaervi, sabía que sus padres, que trabajaban, no estarían. En lugar de ellos, su abuelo jubilado, que también vivía en la gran casa de madera, jugaba naipes y otros juegos con ella. Hasta repararon un auto.

Luego, cuando Katja creció, hubo menos pasatiempos y más debates.

“Él quería cuestionar cosas y le gustaba hacerme explicar mis opiniones”, dijo Taipalus, que tiene 39 años. “No me facilitaba las cosas. Hablábamos absolutamente de todo. Cuando empecé a estudiar macroeconomía, él estaba entusiasmado”.

Esas discusiones le enseñaron a no perder de vista lo importante cuando se convirtió en economista y su investigación se estancó, dice. El resultado fue un indicador que contribuye a detectar burbujas de precios de activos en mercados bursátiles e inmobiliarios con un año de anticipación.

“Los precios de los activos han sido uno de los principales componentes de las crisis financieras”, dijo en el histórico vestíbulo del Banco de Finlandia en Helsinki.
 
“Si pensamos en las herramientas necesarias para permitir que las autoridades tengan tiempo de reaccionar”, una de las principales es “tener una señal lo antes posible sobre el crecimiento de una burbuja de precios de activos”.

La creación del indicador le valió a Taipalus su doctorado en la Universidad de Turki el año pasado, luego de cuatro años y medio de estudio, además de un trabajo de tiempo completo en el banco central de Finlandia. Dirige la división de análisis macroprudencial del departamento de estadísticas y estabilidad financiera y encabeza un equipo de siete economistas y expertos que trabajan en análisis e investigación aplicada.

Riesgo sistémico

La peor crisis financiera del mundo desde la Gran Depresión y la mayor caída económica desde la Segunda Guerra Mundial han llevado a las autoridades a desarrollar respuestas como las llamadas herramientas macroprudenciales, que miden el riesgo sistémico entre las instituciones financieras y limitan su impacto en la economía.

Sobre la base de índices bursátiles y rendimientos de dividendos, el indicador de Taipalus detecta toda gran burbuja de precios de las acciones en los Estados Unidos desde 1871. Si se le proporcionan índices de rentas y precios de viviendas, indica cuándo el aumento del costo de las viviendas se descontrola.

Cuando se encienden las luces de alarma, con unos 12 meses de anticipación, los organismos reguladores saben que es necesario actuar. La advertencia es un valor numérico que producen los datos y su nivel depende de cuál es el desencadenante previsto.

El indicador de Taipalus puede detectar de forma retroactiva el derrumbe del mercado inmobiliario subprime de los Estados Unidos luego del pico de precios de 2006, señales entre 1998 y 2001 y nuevamente en 2003 hasta principios de 2006. El modelo también podría haber pronosticado el auge inmobiliario español e irlandés antes de su derrumbe.

“Este trabajo es un muy buen ejemplo de investigación relevante para las políticas, para determinar lo que los bancos centrales pueden y deben hacer”, dijo Erkki Liikanen, miembro del Consejo Gobernante del Banco Central Europeo y gobernador del Banco de Finlandia.